Biografías: Escritor

Utiliza este formulario para buscar biografías

Agustin de Hipona,San

354 - 430

Agustín creció en un pueblo del norte de África, que entonces formaba parte del imperio Romano. Su padre era un magistrado orgulloso y tenaz, mientras que su madre era extremadamente cariñosa y protectora

Agustín creció en un pueblo del norte de África, que entonces formaba parte del imperio Romano. Su padre era un magistrado orgulloso y tenaz, mientras que su madre era extremadamente cariñosa y protectora; él era pagano, pero ella era cristiana y tuvo mayor influencia sobre Aguntín.
Los padres de Agustín querían que su talentoso hijo recibirera una educación universitaria, y a los 16 años le mandaron a estudiar Derecho a Cartago. En la universidad, Agustín trabajó duramente, pero también fue un vividor. A los 22 años tuvo una amante y un hijo ilegítimo. Se mantenía a sí mismo dando clases. Seis años más tarde se trasladó a Milán (Italia), donde enseñó el arte de pronunciar discursos.
Cuando pensaba en su pasado, Agustín no recordaba el éxito obtenido en su carrera, sino el tiempo en que robaba peras del jardín de un vecino con un grupo de amigos, y en la pena que sintió al morir su mejor amigo. A partir de entonces, Agustín empezó a sentir que había crecido cada vez más alejado de su religión de su madre y de su verdadero padre, Dios.
Un día, mientras paseaba por un jardín, Agustín creyó oír a un niño cantar Toma y lee. En aquel momento corrió hacia su casa y abrió la biblia por donde dice: <> (Romanos, capítulo 13, versículos 13-14). Fue entonces cuando tomó la dura decisión de abandonar su carrera y dedicar el resto a Dios. Su libro Confesiones cuenta la historia de su niñez, juventud y conversión.
Cuando Agustín escribió Confesiones, le acababan de nombrar obispo de Hipona, una cuidad cercana a su pueblo natal, en África. No pudo permanecer alejado de la vida pública durante mucho tiempo; el pueblo de Hipona ejerció mucha presión para que le nombraran obispo. Permeneció allí hasta su muerte, dirigiendo la iglesia local, encabezando la Iglesia del norte de África, y alcanzando con sus escritos a la comunidad cristiana de todo el mundo romano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *