Biografías: Músico

Utiliza este formulario para buscar biografías

Agusto Alberto Cardenas Pinelo

1905 - 1932

Augusto Alberto Cárdenas Pinelo es el nombre de este extraordinario cantante mexicano, nacido en la ciudad de Mérida, capital del estado de Yucatán, el 2 de diciembre de 1905.

Augusto Alberto Cárdenas Pinelo es el nombre de este extraordinario cantante mexicano, nacido en la ciudad de Mérida, capital del estado de Yucatán, el 2 de diciembre de 1905. Murió joven, a los 27 años, cuando era considerado como una de las grandes promesas musicales; fue víctima de un artero asesinato ocurrido en la ciudad de México el 5 de abril de 1932. Se le conoció como Guty.

Guty nació en el seno de una familia acaudalada de Yucatán, por lo que vivió una infancia y una adolescencia sin carencias ni necesidades materiales. Estudió en los mejores colegios particulares de su tierra natal, donde se distinguió por su inteligencia y empeño hacia en los estudios. Además, fue un atleta destacado, obteniendo diversos trofeos y reconocimientos. Posteriormente estudió la carrera comercial de Contador Privado, como sus intereses estaban muy lejos de los números, terminó por abandonar aquella profesión para dedicarse de lleno a lo que era su verdadera pasión: la música. Ignacio Fernández Esperón, Tata Nacho lo oyó cantar en una visita artística que hizo a Mérida , sorprendido de la calidad artística de Guty Cárdenas, lo convenció de ir a la capital del país. Debutó como cancionero en una comida de aniversario del periódico Excélsior, y lo apadrinaron en aquel evento personalidades de la talla de Roberto Montenegro, Ernesto García Cabral, Manuel Orta y “Tata Nacho”.

En el mundo artístico, Guty Cárdenas logró crear e imponer un estilo propio en el que destacaban lo mismo su interpretación que la calidad de sus canciones. Se colocó entre los consentidos del público, por ser uno de los artistas más versátiles que interpretaba los más variados ritmos musicales. Los temas de su inspiración fueron populares en su tiempo y han sobrevivido al paso de las modas durante años.

Su voz y la calidad de sus composiciones lo llevaron a destacar rápidamente, su fama subió como la espuma después de verificado el concurso La Canción Mexicana, convocado por el empresario teatral José Castillo. La interpretación que hizo el Trío Garnica Ascencio de su tema Nunca, una de las más bellas canciones del compositor yucateco, fue determinante para el despegue definitivo de su carrera.

La popularidad y reconocimiento ganado por Guty Cárdenas en poco tiempo, no fue cuestión moda “casera”, traspasó nuestras fronteras, lo que le permitió viajar por los países de centro y sud América, el idioma no frenó su éxito, en los Estados Unidos cantó para el presidente Edgar Hoover y fue uno de los primeros artistas en grabar discos para la Columbia Records en Nueva York; también en ese país contrajo matrimonio con Ann Patrick.

Algunas de las canciones más conocidas de su inspiración son: Caminante del Mayab, Nunca, Quisiera, Un rayito de sol, Ojos tristes, Flor, Para olvidarte a ti, A que negar, entre otras que creó a lo largo de su corta y meteórica carrera. Sin embargo, Guty Cárdenas también interpretó canciones de otros autores de los más variados estilos, inclusive la canción picaresca Coconito fue uno de los temas de música ranchera, de la que hizo una verdadera creación. También cantó boleros, bambucos y corridos, a veces acompañado sólo por su guitarra La negra. También actuó con artistas famosos de aquella época, existe una grabación tocando y cantando con Agustín Lara canciones de ambos. Entre los mejores intérpretes de las canciones de Guty Cárdenas, se cuentan Saúl Martínez, los Hermanos Martínez Gil, el trío Los Navegantes, el trío Montealban, el trío Los Montejo, el trio Los Caminantes del Mayab.

Su actividad creativa era siempre una de sus prioridades, no dejaba de trabajar en ello. De hecho, se tiene el antecedente de que la muerte lo sorprendió sin que lograra terminar la música para el Ballet Yucalpetén en que trabajaba afanosamente. Guty Cárdenas fue uno de los más prometedores valores de la música mexicana y su producción seguramente habría sido tan prolífica como la de los más reconocidos músicos de su época. Sin embargo unas manos asesinas truncaron su vida y con ella el tesoro de inspiración que estaba destinado a morir con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *