Biografías: Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Antonio Gaxiola Delgadillo

1890 - 1917

Nació en la ciudad de Durango, el 25 de julio de 1890, siendo hijo de Plácido Gaxiola y de Paula Delgadillo de Gaxiola. Estudió su educación primaria en la escuela que dirigía el señor profesor José Guadalupe Lira

Nació en la ciudad de Durango, el 25 de julio de 1890, siendo hijo de Plácido Gaxiola y de Paula Delgadillo de Gaxiola. Estudió su educación primaria en la escuela que dirigía el señor profesor José Guadalupe Lira, y allí se inició como periodista al fundar un periódico escolar que llamó “El Mosquito” que fue su primera tribuna para defender al director de la escuela, que por cuestiones políticas se trataba de sustituirlo por el profesor Reinaldo Patoni.

Durante su vida de estudiante participó en diversos concursos de oratoria donde ganó algunos premios en efectivo, dedicando el dinero para comprar libros.

Al edad de 18 años, compuso el “Nocturno” una de sus más conocidas poesías inspiradas por el amor inolvidable de Rosa Filatty.

Es una composición profunda y de gran calidad poética. Después compuso “Salve, oh reina”, dedicada a Rosa Bracho. Fue agudo en la poesía de carácter social, criticando y fustigando con un verso al gobierno decrépito y decadente de la dictadura. En el verso romántico con el que le cantó a la mujer de preferencia, fue delicado y fino.

Por su manifiesta filiación revolucionaria fue destacado miembro del Comité Local del Partido Antirreleccionista de Durango junto con Pastor Rouaix, Silvestre Dorador, Carlos Patoni y Luís Alonso y Patiño, Comité que se organizó con la visita que hizo Francisco I. Madero a la ciudad. Cuando Victoriano Huerta asesinó al Presidente Madero, Antonio Gaxiola, era director del periódico “El Demócrata” único medio de información que defendía la causa de la revolución y orientaba al pueblo para que se incorporara al movimiento.

Cuando todos los periódicos aplaudieron la muerte de Madero, Gaxiola en el demócrata, se atrevió a decir: “Ha muerto Madero pero no su ideología libertaria y quedamos los maderistas”. Esta actitud abiertamente liberal le acarreó el odio de la burguesía y clase acomodada al grado que cuando fue asesinado Conrado Antuna, el periódico “El Fígaro” informaba: “Ya mataron a Antuna pero el primero que debía de ser muerto es Antonio Gaxiola”.
En abril de 1913 cuando las fuerzas constitucionalistas fallaron en su intento de tomar la capital del Estado, fueron sacados de sus domicilios por la fuerza, y sometidos a prisión para ser pasados por las armas, todos los ciudadanos de filiación revolucionaria, entre los que figuró Gaxiola.

Con este motivo le platicaba el poeta al profesor Ochoa Reyna: “Nos metieron en la penitenciaria y por las noches, oíamos pasar frente a nuestra bartolina una escolta, después el ruido de alguna de las puertas por donde sacaban a nuestros compañeros de prisión. Una de3scarga y luego el silencio, al que suponíamos anuncio de que seguiría alguno de nosotros”. Al ser tomada la ciudad por la fuerza constitucionalista, el 17 de junio de 1913, fue puesto en libertad.

Nombrado Gobernador provisional al ingeniero Pastor Rouaix, nombró, después de la toma de Durango, Oficial Mayor de Gobierno a Antonio Gaxiola Delgadillo, separándose de la dirección del periódico.

Posteriormente militó en las filas de la División del Norte, recibiendo el grado de Coronel por el General Francisco Villa, ya que cuando se presentó la escisión entre Villa y Carranza el coronel Gaxiola optó por el primero. Más tarde se incorporó al carrancismo prestando sus servicios como coronel a las órdenes del General Francisco Murguía, con quien lo sorprendió la muerte en el combate de Chihuahua el 30 de marzo de 1917. Por gestiones de Silvestre Dorador, sus restos fueron traídos a Durango y reposan en el Panteón de Oriente de esta ciudad. Murió a los 27 años de edad, cuando su vida y su obra empezaban privándose el Estado de un gran hombre.

Su obra literaria e histórica, quedó inédita. En el año de 1953 se editó un libro titulado “Poesías Completas” de Antonio Gaxiola. La legislatura del Congreso del Estado, por Decreto No. 72 de fecha 20 de abril de 1967 dispuso que el nombre de Antonio Gaxiola fuera escrito con letras doradas en el Recinto Oficial del Congreso del Estado como homenaje de recuerdo y admiración a uno de los duranguenses mas distinguidos de la revolución en Durango. En el municipio de la capital, existe un ejido que lleva su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *