Biografías: Gobernante

Utiliza este formulario para buscar biografías

Carlomagno

742 - 814

Probablemente nació en Aquisgrán (Aix-la-Chapelle, en la actual Francia) el 2 abril del 742, hijo del rey Pipino el Breve y nieto de Carlos Martel. En el año 751 Pipino venció al último rey Merovingio y asumió el título real.

Probablemente nació en Aquisgrán (Aix-la-Chapelle, en la actual Francia) el 2 abril del 742, hijo del rey Pipino el Breve y nieto de Carlos Martel. En el año 751 Pipino venció al último rey Merovingio y asumió el título real. Cuando Pipino falleció en el 768, el gobierno de sus reinos fue compartido entre sus dos hijos. Carlomagno buscó una alianza con los lombardos al contraer matrimonio en el 770 con la hija de su rey Desiderio (que reinó entre el 757 y el 774). En el 771 Carlomán murió repentinamente. Carlomagno se apoderó de sus territorios, pero los herederos de Carlomán buscaron refugio en la corte de Desiderio. Carlomagno repudió a su esposa y Desiderio dejó de ser su aliado.

En el 772, el papa Adriano I pidió la ayuda de Carlomagno contra Desiderio, entonces invadió Italia derrocando a su antiguo suegro (774) y asumió el título real. En Roma reafirmó la promesa de proteger las tierras papales. En el año 772, combatió las incursiones de los sajones en su territorio. Se embarcó en el 775 en una campaña para conquistarles y cristianizarles. La campaña se alargó durante treinta años. Combatió en la península Ibérica en el 778; en su viaje de regreso, su retaguardia, mandada por Roland, fue objeto de una emboscada, historia inmortalizada en La Canción de Roland. En el 788 sometió a los bávaros a su poder, y entre los años 791 y 796 los ejércitos de Carlomagno conquistaron el territorio de los ávaros (Hungría y Austria).

Carlomagno había construido de hecho un Imperio y se había convertido en un emperador. El día de Navidad del 800, el papa León III colocó sobre su cabeza una corona y la gente en la iglesia le aclamó como emperador de los romanos. En el 814 designó su sucesor al único hijo que le quedaba, Luis. Su residencia favorita se situó en Aquisgrán desde el 794. En su palacio reunió eruditos de toda Europa, el más famoso de los cuales fue el clérigo inglés Alcuino de York, al que puso a cargo de la escuela palatina. La administración del Imperio fue confiada a unos 250 administradores reales denominados condes y emitió cientos de decretos, llamados capitulares, tratando un amplio abanico de asuntos, desde cuestiones jurídicas y militares hasta cuestiones relativas a monasterios, a la educación y a la gestión de los dominios imperiales.

El Imperio no se amplió después del 800; de hecho, ya en la década del 790 las costas y los valles ribereños sufrieron las primeras y temibles incursiones de los vikingos. Murió en Aquisgrán, el 28 enero de 814 antes de que la completa y destructiva fuerza de los vikingos se desatara sobre el territorio imperial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *