Biografías: Deportista

Utiliza este formulario para buscar biografías

Daniel Bautista

1952

Daniel Bautista inició en el atletismo con las carreras de 5,000 metros, pero en poco tiempo se dio cuenta que su prueba era la caminata. Conoció a Raúl González

Daniel Bautista inició en el atletismo con las carreras de 5,000 metros, pero en poco tiempo se dio cuenta que su prueba era la caminata. Conoció a Raúl González, quien, en 1973, lo llevó a entrenar con el entrenador nacional Jerzy Hausleber. En mayo de 1975, Daniel logró romper el récord mundial de 20 kilómetros. Durante los Juegos Panamericanos de 1975, él y Domingo Colín hicieron el uno dos, logrando 1º y 2º lugar. Al año siguiente ganó la misma prueba con un tiempo de 1:24:40 para romper el récord olímpico y vencer a los alemanes, quienes terminaron en las siguientes tres posiciones y Raúl González, el otro mexicano, en 5º lugar. Meses después, Daniel recibiría el Premio Nacional del Deporte.

No fue su última victoria, de hecho ahí inició su gran cadena de triunfos. En 1977 cronometró 1:23.31 en la caminata de 20 kilómetros en el Grand Prix de Noruega. Ese año también ganó el Campeonato Centroamericano y del Caribe y la copa Lugano al ganar el campeonato mundial de marcha. En 1978 la Segunda semana Internacional, nuevamente en Noruega, España y Suecia. Así siguieron las victorias hasta acumular 19 de ellas con tres récords mundiales, una medalla olímpica, dos panamericanos y dos centroamericanos.

Un final poco esperado: el escenario es Moscú 1980, Juegos Olímpicos. Daniel Bautista se presenta como el gran favorito, junto con el ruso Anatoly Salomin. Después de una gran pelea entre ambos, el mexicano llega en primer lugar al estadio. Sólo falta la vuelta olímpica y será nuevamente el campeón. Entra, pero no sale. Es descalificado en el túnel por un juez polaco. Al ruso le pasa lo mismo; entra pero el juez mexicano lo descalifica y así gana Mauricio Damiliano, italiano, que no supo que había pasado. Durante esa competencia fueron descalificados también Martín Bermúdez y Colín, acabando la supremacía de la marcha mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *