Biografías: Pintor

Utiliza este formulario para buscar biografías

David Alfaro Siqueiros

1896 - 1974

Pintor mexicano, fundador del muralismo en México con Rivera y Orozco. Comienza su formación artística en la escuela al aire libre Santa Anita y en la Academia de San Carlos de la Ciudad de México.

Pintor mexicano, fundador del muralismo en México con Rivera y Orozco. Comienza su formación artística en la escuela al aire libre Santa Anita y en la Academia de San Carlos de la Ciudad de México. Participa en la Revolución mexicana (1913). Viaja por Europa y visita España y Moscú, entre otras, con París como ciudad de referencia, en la que prolonga su estadía (1919-1921). En su obra revela su compromiso y convicción comunista desde su primera etapa, muy especialmente, cuando llega al muralismo. Su sentido revolucionario le lleva incluso a ser encarcelado. Durante una breve estancia en Madrid publica en un manifiesto su separación del arte burgués occidental para dirigir su mirada hacia el arte indígena de características precolombinas.

De regreso a su patria, organiza el Sindicato de Artistas Plásticos, que preside en un comienzo. Realiza también su primer mural para la Escuela Nacional Preparatoria llamado Los elementos (1922) momento en que el arte popular se convierte en arte monumental. Vuelve a España para participar en la Guerra civil, en el bando republicano, toma parte en la defensa de Madrid, donde se le conoce como el coronelazo. Otra vez en México, se ve obligado a exiliarse en Chile acusado de participar en el asesinato de Trotski. Su actividad política en México es intensa e incesante, apoya los movimientos obreros y es encarcelado por su participación en los movimientos de los trabajadores ferrocarrileros.

Infunde su propia rebeldía en los murales que por su parte son de corte testimonial, con un profundo expresionismo conjugado con realismo y ejecutados con técnicas creativas. Siempre enmarcados dentro de la épica-realista, destacan entre ellos los que realiza para la Universidad de Guadalajara, la plaza de Art Centro (Los Angeles, EEUU), el Sindicato de Electricistas (México), Polifurom, Hospital de la Seguridad Social, el Palacio del Congreso de México, etc. A él se deben los grandes murales de la Universidad Autónoma de México, el Museo de Antropología e Historia de Chapultepec, el Ministerio de Trabajo y el friso de la Central Obrera. Son también sobresalientes sus trabajos de caballete como La tempestad, El incendio, Eco del llanto (1947), Alegoría de la igualdad de las razas (1943) y Nueva democracia (1951). Sus restos mortales yacen en la Rotonda de Hombres Ilustres de la capital azteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *