Biografías: Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Domingo Arrieta Leon

1874 - 1965

Nació en el poblado de Vascogil, municipio de Canelas, Dgo., el 4 de agosto de 1874, sus padres Teófilo Arrieta y Soledad León.

Nació en el poblado de Vascogil, municipio de Canelas, Dgo., el 4 de agosto de 1874, sus padres Teófilo Arrieta y Soledad León.

Fue ranchero de origen, con recursos suficientes para dedicarse a la arriería comercial como empresario, que en aquel tiempo constituía una ocupación poco común.

Su radio de acción fue una basta región que comprende los municipios de Canelas, Tamazula, Topia, Guanaceví, San Dimas, Tepehuanes, Canatlán y la ciudad de Durango ya que ésta última constituía el centro de abastecimiento.

Su condición de mercader, le permitió viajar por esa basta zona geográfica que se mencionó y aunque carecía de los elementos básicos de la cultura como son el saber leer y escribir, la gran sensibilidad humana como producto de una buena inteligencia que siempre caracterizó a Domingo Arrieta, le permitió conocer la realidad política, social y económica del estado de Durango, que era la misma que prevalecía en todos el país. Más de una vez Domingo Arrieta fue objeto de desprecio y amenazas de parte de los ricos y conoció en carne propia la represión y explotación que constituía en el terreno comercial la existencia de tiendas de raya, donde se hipotecaba el producto del trabajo de un hombre por muchas generaciones.

Los nietos trabajaban toda su vida y no alcanzaban a liquidar la deuda contraída por sus abuelos, quedando sin abonar y viva, la que contrajeron sus padres y estaban contrayendo ellos para poder vivir. Esa sociedad feudal que había formado la dictadura de Porfirio Díaz, concentraba la riqueza en unas cuantas manos, la explotación despiadada era la misma de todas partes de la clase humilde, lo cual generó en Domingo Arrieta una acumulación de odio y rencor contra la clase explotadora, reflexionando sobre cómo encontrar una forma que pusiera fin a ese negativo estado de cosas.

Por su condición de viajero y por las muchas personas que conocía en distintos lugares, supo oportunamente que Francisco I. Madero había convocado a una rebelión en contra de Porfirio Díaz, que debía iniciarse el 20 de noviembre de 1910. En compañía de sus hermanos Andrés Eduardo y Mariano Arrieta, constituyó un improvisado ejército con hombres de la región.

El día señalado para el levantamiento, en el pueblo Mesa de Guadalupe, municipio de Canelas, Dgo., Domingo Arrieta León inició la revolución, apoyado por las fuerzas de Conrado Antuna y de Ramón Iturbe, que también se habían levantado en la región.

El 10 de diciembre tomó el Mineral de Topia, el 1 de marzo de 1911 tomó el Mineral de San Andrés de la Sierra y 15 días después Tepehuanes, el 29 de marzo tomó Santiago Papasquiaro. Después de organizar su ejército, se dirigió a la capital del estado y apoyados por Jesús Agustín Castro, Orestes Pereyra y Calixto Contreras con cuyas fuerzas se formó un ejército de 4000 hombres y a punto de tomar la ciudad de Durango en los tratados de Cd. Juárez, firmados el 21 de mayo de 1911 dieron fin a la revolución maderista y eso generó que no consumara la toma de la ciudad.

Al tomar posesión de la Presidencia de la República Francisco I. Madero, se le concedió el grado de Coronel. Ante el cuartelazo huertista y el asesinato de Madreo, los hermanos Arrieta se remontaron a la sierra donde levantaron tropa y se lanzaron a la lucha en contra del gobierno usurpador.

En abril de 1913 el Coronel Domingo Arrieta y otros revolucionarios estando a punto de tomar la ciudad de Durango tuvieron que dar retirada por la llegada de las fuerzas de Cheché Campos, que con un gran contingente era superior al del Coronel Domingo Arrieta, que replegó sus tropas rumbo a Canatlán, Dgo., y en los llanos de Nicolás Bravo, hizo frente a sus perseguidores y los derrotó, con la derrota de Cheché Campos, los revolucionarios toman por fin la ciudad de Durango el día 18 de julio de 1913, nombrándose como Gobernador provisional al Ing. Pastor Rouiax y como comandante Militar y Jefe de las tropas en el estado al General Domingo Arrieta.

Apoyó al General Francisco Villa con algunas fuerzas en la toma de Torreón el 2 de abril de 1914 y participó en la batalla de Zacatecas apoyando a los generales Triana y Natera. Al triunfo de la revolución fue electo Gobernador del estado y con tal carácter el 24 de septiembre de 1914. al presentarse la ruptura entre Villa y Carranza, Arrieta permaneció leal a Carranza, combatiendo el Villismo hasta su abatimiento.

En 1910, cuando la expedición Punitiva Norteamericana al mando del General Pershing con el pretexto de perseguir a Villa por el asalto a Colombus, Nuevo México, avanzaron invadiendo el territorio mexicano, el General Domingo Arrieta con su fuerza, detiene a los norteamericanos en la Estancia de Bustillos, Chih., impidiendo el avance de los invasores hacia el sur de la República.

Al triunfo de carrancismo fue electo Gobernador del estado, tocándole ser el primer Gobernador Constitucional del Estado de Durango, en 1917 y expidió la Constitución Política del Estado. Siendo el primer mandatario del Estado, se presentó el pronunciamiento de Agua Prieta encabezado por Obregón en contra del Presidente Carranza. Arrieta no reconoció el movimiento Obregonista y se aprestó a la lucha.

A la muerte de Carranza se amnistió y se retiró a la vida privada. Siendo comandante de la Legión de Honor en el Estado, murió el 18 de noviembre de 1962. Sus restos mortales bajaron a la tumba al compás de las notas musicales de la canción revolucionario La Adelita que fue ejecutada por el maestro violinista duranguense Jesús Velásquez.

Su nombre fue escrito con letras de oro en el recinto del Congreso del Estado por decreto de la Quincuagésima Legislatura fechado el 11 de noviembre de 1965.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *