Biografías: Cantante | Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Eduardo Velasco de la Rosa

1932 - ----

Compositor de música clásica, autor de diversos conciertos para diferentes instrumentos y de sonatas para piano, que se manifiesta como un verdadero valor en el arte musica

Compositor de música clásica, autor de diversos conciertos para diferentes instrumentos y de sonatas para piano, que se manifiesta como un verdadero valor en el arte musical; nació en la ciudad de Durango, Estado del mismo nombre el día 29 de mayo de 1932. Fue hijo de don Francisco Velasco Pavón y de la señora doña Carmen de la Rosa Damasco, quienes fueron duranguenses de origen y siempre radicaron en la ciudad de Victoria de Durango.

Eduardo estudió su educación primaria en la Escuela Guadalupe Victoria de su tierra natal y fue alumno distinguido de la ameritada maestra duranguense Profa. Guadalupe Celis, a quien recuerda con cariño.

A los siete años de edad inició sus estudios musicales, bajo la dirección de su abuelo materno, el ameritado músico don Luís de la Rosa quien por muchos años fue catedrático de Escuela Musical en el antiguo Instituto Juárez, hoy Universidad Juárez del Estado de Durango.

Recuerda ahora nuestro biografiado que en la escuela primaria donde estudiaba, la clase de música era la que más le agradaba y en la cual no sentía cuando pasaba el tiempo, deseando que ésta se prolongara indefinidamente.

Al terminar los estudios primarios, dominaba ya la lectura musical y estuvo a punto de continuar sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música, de la Ciudad de México, donde estudió: dirección de orquesta bajo la dirección del maestro Federico Gamboa, conjuntos corales con el maestro Gilberto Francisco Gamboa, estética musical con el maestro Ángel Saláis, instrumentación con el maestro Carlos Robledo y folklore nacional con el maestro Jerónimo Vaqueiro Foster.

Regresó a Durango con el firme propósito de realizar obra musical, razón por la cual, se dedicó a ejercer la docencia: convencido que las aulas son la mejor trinchera para modelar el gusto estético musical de las nuevas generaciones, de donde han de salir los nuevos valores que sostengan y nutran la tradición musical que Durango ha tenido en la cultura musical de México y del mundo.

Así con tan enorme ambición, Velasco de la Rosa es maestro de Educación Musical en la Escuela Primaria internado “Juana Villalobos”, institución a la que ha hecho destacar en plano estatal y nacional en este renglón de la cultura.

Es catedrático de Cultura Musical en la Escuela Secundaria Federal No. 1 conocida como Secundaria Seis, donde sus alumnos lo llaman cariñosamente Beethoven, por la gran admiración que Velasco siente por el músico alemán. También es catedrático de la Universidad Juárez del Estado de Durango y profesor del Instituto Francisco Zarco.

Tiene natural facilidad para componer música clásica y su obra musical y su obra musical en el momento de editar este libro consta de: trece conciertos para diferentes instrumentos, nueve sonatas de piano, ocho cuartetos para diferentes instrumentos, nueve sonatas de piano, ocho cuartetos con Poema Sinfónico, una sinfonía y cinco canciones de cuna para niños con texto de la notable poetisa durangueña Olga Arias.

La música de este valor duranguense, se ha tocado en Argentina, en Panamá, en Moscú y de manera muy particular en Durango, ciudad donde ha ofrecido conciertos que constituyen un deleite para quienes los escuchamos y un legítimo orgullo para la tierra que lo vio nacer.

Es autor de Himno a la Escuela “Francisca Ezcárzaga” razón por la cual se le otorgó un diploma al mérito.

Con motivo del estreno del concierto por Velasco de la Rosa para bajo, coros y orquestas; la poetisa Olga Arias, escribió un poema en honor del compositor que tituló: “Del concierto”.

Es un gran admirador de Silvestre Revueltas, a quien menciona frecuentemente en sus charlas y conferencias.

Patrocinado por la Casa de la Cultura de Durango, ante un selecto y numeroso público impartió las conferencias: “Música Barroca”, “El Folklore de Durango”, “Música de Velasco de la Rosa” y otras.

Actualmente realiza estudios sobre la música en Durango, investigación que patrocina la Universidad Juárez del Estado de Durango, institución por la que Eduardo siente gran admiración y le tributa mucho agradecimiento por la ayuda que ha recibido de esa Magna Casa de la Cultura.

El maestro Eduardo Velasco de la Rosa es indiscutiblemente un ejemplo de perseverancia, de dedicación al estudio y de superación personal, que sin alarde ni vanidad hace obra cultural por Durango, hecho que sin duda alguna lo enaltece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *