Biografías: Cantante

Utiliza este formulario para buscar biografías

Elvis Presley

1935 - 1977

Elvis Aaron Presley, en las más humildes condiciones, nació en el seno de la familia de Vernon y Gladys Presley en una casa de dos habitaciones en Tupelo, Mississippi

Elvis Aaron Presley, en las más humildes condiciones, nació en el seno de la familia de Vernon y Gladys Presley en una casa de dos habitaciones en Tupelo, Mississippi, el 8 de enero de 1935. Su hermano gemelo, Jessie Garon, nació muerto, por lo que Elvis creció como hijo único. Su familia se mudó a Memphis, Tennessee en 1948. Allí Elvis se graduó en 1953 en el Humes High School.

De niño no mostró pasión por los libros, sólo demostraba pasión por el béisbol y por la música. Disfrutaba con todo tipo de música, tanto el blues como el country y el soul negro. Cuando acabó sus estudios, se colocó como conductor en una empresa de electricidad. En 1953 entró en el estudio de grabación de Sun Records, un modesto sello local, y grabó un disco para regalar a su madre que le costó 4 dólares. Las influencias musicales de Elvis fueron el pop y la música country de aquellos momentos. La música country gospel que escuchaba en la iglesia y los maratones musicales a los que acudía regularmente, así como la música negra de rythm&blues que absorbió en la histórica Beale Street como un quinceañero de Memphis. Elvis ensayaba junto a dos buenos músicos: el contrabajista Bill Black y el guitarrista Scotty Moore. En 1954 decidieron grabar dos canciones “That´s All Right Mama” y “Blue Moon of Kentucky”. Ninguna de las dos alcanzó suficiente repercusión, pero su difusión fue suficiente para que Elvis se decidiera a dejar su trabajo, e iniciar una carrera como músico profesional.

Al primer disco siguieron otros y también actuaciones en directo. Las melodías que tocaba el trío se basaban en música vaquera. Elvis convertía los temas en en mensajes contestatarios pero bienintencionados que encandilaban a las adolescentes. A finales de 1954 hubo de presentarse ante el juez acusado de dejar embarazada a una de las fundadoras de su primer club de fans. Fue declarado inocente. El empresario Tom Parker, convenció al cantante y a su madre para que aceptasen sus servicios cómo representante y mánager. No había terminado 1955 cuando la gigante RCA lo contrató por cuarenta mil dólares y organizó una importante campaña publicitaria entorno a su figura.

A principios de 1956 Elvis llegó a Nashville, capital del Country, para trabajar con los habilidosos músicos de la ciudad. De esa colaboración nacerían sus primeras canciones de calidad, y una de ellas “Heartbreak Hotel” alcanzaría el número uno de las listas. El mismo año rodó su primera película “Love Me Tender” y empezó a pulverizar todos los récords de ventas. Los medios de comunicación empezaron a volcarse en el, a pesar de que a muchos padres de familia les resultase repugnante ver cómo sus hijas se enamoraban de aquel provocador.

En 1958, Elvis sa marcha a la República Federal Alemana para realizar su servicio militar. Explota la imagen del patriota e hijo ejemplar. Será Frank Sinatra quien lo presente por primera vez en televisión, donde aparece domesticado. Durante los años sesenta, Elvis se acostumbró a vivir de sus malas películas instalado en las nubes del éxito. Se construyó en Memphis una mansión al que llamó Graceland. En 1967 se casó con Priscilla Beaulie y al año siguiente tuvo su primera hija, Lisa Marie. En la Navidad de 1968 Elvis reaparece en un programa especial de Navidad y se proyecta de nuevo a las superventas. En 1969 volverá al directo, y sus conciertos se repiten año tras año en Las Vegas en un espectáculo de culto al ídolo y el más apabullante mal gusto. En sus últimos años, el mito adquiere visos de tragedia. La salud de Elvis se deteriora tras años de dietas rigurosas y píldoras de todas clases.

Al tiempo que quiere ser adalid de la lucha cotra los estupefacientes e incluso Nixon desea nombrarlo agente especial antinarcóticos, Elvis necesita ingerir 25 pastillas al día para mantenerse de pie. Para salir al escenario, se ciñe en apretadísimos corses que disimulen su obesidad, no sin antes ponerse pañales, ya que en ocasiones pierde el control de sus intestinos.
Durante la noche del 16 agosto de 1977, Elvis no consigue conciliar el sueño, se levanta y se encierra en el baño con sus píldoras preferidas y un libro escogido al azar de su extensa biblioteca sobre temas esotéricos. Al día siguiente, aparece rígido sobre el lecho. Puesto que se trataba de un héroe nacional, el forense dictaminará “muerte natural” sin mencionar la mezcolanza de fármacos encontrados. En la actualidad Elvis se encuentra enterrado en Graceland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *