Biografías: Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Enrique W Sanchez Garcia

1911 - ?

Distinguido maestro rural, fundador del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y quinto secretario general del mismo y representante de México en diversos eventos mundiales de educación, diputado local y federal y director general de Educación Pública en el Estado de Durango.

Distinguido maestro rural, fundador del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y quinto secretario general del mismo y representante de México en diversos eventos mundiales de educación, diputado local y federal y director general de Educación Pública en el Estado de Durango.

Enrique Wenceslao Sánchez García, nació en la población de Canatlán, Estado de Durango, el día 28 de septiembre de 1911. Fue hijo de don Enrique Sánchez Díaz y de la señora doña Ángela García de Sánchez.

En la escuela “Centenario” de su tierra natal, estudió la enseñanza primaria elemental (1º a 4º grados de primaria) y la Superior (5º y 6º grados). Desde su tierna edad, se manifestó rebelde a las circunstancias adversas del medio y siempre luchó por modificarlas. Ejemplo de lo anterior, fue el hecho de que sin contar con recursos económicos, se trasladó a la ciudad de Durango el año de 1923, dispuesto a continuar sus estudios superiores.

Ingresó al Seminario Conciliar, donde estudió cuatro años de cursos de latinidad y filosofía. A punto de ordenarse sacerdote, sintió que esa no era su vocación y sin vacilar, abandonó la carrera del sacerdocio y se dedicó a ejercer la docencia en escuelas particulares, durante un año; para iniciarse después como maestro rural, sirviendo en la escondida población de Canelas, Dgo.

Inició sus funciones como maestro improvisando una escuela en una casa particular para luego construir el edificio de la primera escuela que hubo en esa población de la que fue su fundador. La autoridades y sociedad de ese lugar lo ayudaron a cumplir con su misión de maestro. En ese lugar contrajo matrimonio y años más tarde fue declarado Hijo Predilecto de Canelas.

Con aptitudes naturales de organizador y líder, en sus primeros años de maestro se manifestó defensor de sus compañeros ante las arbitrariedades de los inspectores escolares. Todavía no existía el Sindicato de Maestros por los años de 1931-1932 y W. Sánchez ya advertía la necesidad de organizarlos para defender sus intereses. Esta idea le provocó persecuciones por parte de las autoridades y quienes a toda costa trataron siempre de hacerlo desistir de la idea de organizar al magisterio.

Cuando en la ciudad de Durango, se reunieron los maestros para formar la Federación de Sindicatos de Maestros del Estado de Durango, primera organización gremial de los maestros Enrique W. Sánchez, fue electo primer secretario general. Más tarde en 1938 se formó a nivel nacional la Federación Mexicana de la Enseñanza correspondiéndole al Estado de Durango la Sección 10 de la que fue nuestro biografiado el primer secretario general.

En 1943, se constituyó el actual Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y W. Sánchez fue constituyente del mismo. Posteriormente ocupó la Secretaría de Organización y en 1956 fue nombrado, el quinto secretario general.

Magnífico papel hizo como líder nacional de los maestros ya que consiguió la descongelación de los sobresueldos, la nivelación de los sueldos de los maestros de primaria con los del Distrito Federal, establecimiento de Clínicas médicas, guarderías infantiles y almacenes de víveres, compensación de quinquenios por cada 5 años de servicio, la construcción de la Casa del Maestro y del edificio del sindicato en la ciudad de México y el establecimiento de la editorial del magisterio.

Siempre activo, visitaba con frecuencia a los maestros en la provincia y dio al sindicalismo del magisterio una orientación hacia la superación cultural de sus miembros.

Como maestro trabajó en las poblaciones de Canelas, Topia, El Salto, Canatlán, Durango y la capital de la República. Fue un maestro rural, trabajador e incansable; lo mismo impartía los conocimientos de primeras letras, que organizaba clubes deportivos, actividades sociales, o asesoraba a los campesinos en sus peticiones de dotaciones ejidales. Como director de la Escuela de Canatlán, todavía se le recuerda por su actividad siempre fecunda orientada al bien de la comunidad.

En la capital del Estado dirigió la Escuela “Bruno Martínez”, donde se advirtió su capacidad de maestro y organizador. Los niños no perdían un solo día de clases y el adelanto en su aprovechamiento fue manifiesto. En la ciudad de México, fue maestro en el Centro de Capacitación Administrativa y Profesional de la Secretaría de Educación Pública en la materia política educativa. Sus alumnos lo recuerdan por la calidad de sus exposiciones. No se ha desligado de la docencia y con frecuencia dicta conferencias sobre diversos temas de actualidad.

Como notable educador, ha representado a México en diversos eventos internacionales sobre educación. Fue delegado a los Congresos 7º, 8º, 9º, y 10º de la Confederación de Educadores de América, celebrado en Lima, Río de Janeiro, México y Bogotá, respectivamente.

Ocupó el puesto de secretario general del Comité Ejecutivo de la Confederación de Educadores Americanos en 1967, y fue designado delegado de la Confederación de Educadores Americanos a la Conferencia de Educación en Berlín y de Santiago de Chile de 1968, asistió como delegado al XX aniversario de la fundación de la Federación Internacional Sindical de la Enseñanza en 1966 y al Congreso Mundial sobre Educación Laica celebrada en París el mismo año. En el Coloquio de Educación Latinoamericano celebrado en la ciudad de México en octubre de 1972 W. Sánchez fue uno de los delegados mexicanos.

Como político en 1950 a 1959 fue diputado al Congreso Local y por el mismo tiempo, secretario de Acción Política del Comité Estatal del PRI en Durango. En dos ocasiones ha representado al Estado en el Congreso de la Unión como diputado federal. En 1964 con su carácter de diputado federal promovió el que fuera escrito el nombre del Gral. De Div. Francisco Villa en el recinto de la Cámara de Diputados de México.

Fue director de Educación Pública en el Estado y como tal, imprimió un sello de calidad y originalidad a la educación en la Entidad, promoviendo una gran campaña para que todos los niños asistieran a la escuela, implantando el sistema de Escuelas Comunitarias en rancherías de reducida población escolar.

Como hombre es enérgico, talentoso y modesto en sus actos. El año de 1978 cumplió 50 años de servir a la educación y fue objeto de múltiples homenajes y reconocimientos. Al referirse a su labor como líder magisterial, como educador y como hombre, Enrique W. Sánchez manifestó: “No merezco tantos elogios, porque lo único que he hecho y creo que ha medias, es cumplir con mi deber”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *