Biografías: Gobernante

Utiliza este formulario para buscar biografías

Federico II el Grande

1712 - 1786

Nacido el 24 de enero de 1712 en Berlín, fue hijo del rey Federico Guillermo I y nieto de Federico I.

Nacido el 24 de enero de 1712 en Berlín, fue hijo del rey Federico Guillermo I y nieto de Federico I. Como príncipe heredero fue educado bajo la supervisión de su padre para ser militar y buen administrador. A pesar de todo, Federico, mostró preferencia por la vida cortesana, la música y la literatura francesa.

Federico Guillermo, al no comprender los gustos de su hijo, comenzó a sentir una abierta antipatía por él. Cuando cumplió 18 años, Federico decidió escapar a Inglaterra; su plan fue descubierto y fue detenido, encarcelado, privado temporalmente de su categoría de príncipe heredero y obligado a presenciar la ejecución de uno de sus dos cómplices. Después de dedicarse diligentemente a asuntos fiscales y militares, y de contraer matrimonio en 1733 con Isabel Cristina, hija de Fernando Alberto II de Brunswick, Federico volvió a ser príncipe heredero.

Permaneció siete años en sus propiedades de Rheinsberg, donde, en sus ratos libres, estudiaba filosofía, historia y poesía y mantenía correspondencia con los filósofos franceses, entre ellos Voltaire. En su obra El antimaquiavelo, escrita durante esa época y publicada por Voltaire en 1740, Federico contradecía las doctrinas políticas del filósofo y político italiano Nicolás Maquiavelo, defendiendo un gobierno pacífico e ilustrado.

En 1740 falleció su padre, tras lo que Federico pasó a ser rey y se embarcó de forma casi inmediata en una política que buscaba el engrandecimiento de Prusia. El mismo año en que María Teresa de Austria heredó el trono de su padre, Federico exigió la cesión de los ducados de Silesia a cambio del reconocimiento prusiano de la Pragmática Sanción, que concedía los dominios austriacos de los Habsburgo a María Teresa. Austria rechazó la oferta y Federico invadió Silesia, iniciando así la guerra de Sucesión austriaca. Condujo sus fuerzas a la victoria en Mollwitz en 1741 y en Chotusitz en 1742; en este último año, de acuerdo con el Tratado de Breslau, María Teresa se vio obligada a entregar el territorio de Silesia exigido por Prusia. Federico consiguió Frisia oriental (hoy una región de Alemania) en 1744, tras la muerte del último gobernante sin herederos de dicho principado, y en 1745 logró la victoria en una segunda guerra con Austria, que terminó con la Paz de Dresde, que aseguraba a Prusia la posesión de Silesia.

En la guerra de los Siete Años (1756-1763), Federico y sus fuerzas, con el único apoyo financiero de Gran Bretaña, que estaba en guerra con Francia, se enfrentaron a los ejércitos de Austria, Rusia, Suecia, Sajonia y Francia. En 1763 se firmó la Paz de Hübertusburg, a través de la cual Prusia no obtuvo nuevos territorios, ya que se limitó a confirmar las fronteras ya existentes antes de la guerra; sin embargo, al término de la guerra, Prusia se constituyó en rival de Austria por el dominio de los estados alemanes. Federico se alió con Catalina II de Rusia en 1764, y mediante la primera partición de Polonia en 1772 obtuvo la Prusia polaca, además de Gdansk (Danzig) y Torun (Thorn), uniendo así las regiones de Brandeburgo y Pomerania.

Por el Tratado de Teschen de 1779, posterior a la guerra de Sucesión bávara, un breve conflicto con Austria, Prusia obtuvo los principados franconios de Baviera y Austria se quedó únicamente con una parte de la Baja Baviera. En 1785 se dio otro paso más hacia la destrucción de la dominación austriaca: Federico reunió a los príncipes alemanes para crear una alianza, el Fürstenbund, con el fin de evitar la constitución del Sacro Imperio Romano Germánico.

Durante su reinado aparecieron nuevos métodos agrícolas e industriales. Se desecaron marismas, que proporcionaron nuevas tierras para el cultivo y la colonización, y se suprimieron ciertas restricciones con la servidumbre. Bajo la supervisión personal de Federico se incrementó la eficacia y la magnitud del ejército. Federico, que rechazó el idioma y la cultura alemana, hablaba francés en la corte y protegía a escritores franceses, muchos de los cuales, entre ellos Voltaire, le hacían visitas en Berlín. También fue un escritor prolífico; sus obras completas fueron publicadas en 30 volúmenes entre 1846 y 1857. Falleció el 17 de agosto de 1786 en Sans Souci.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *