Biografías: Militar

Utiliza este formulario para buscar biografías

Felix Diaz

1868 - 1945

Félix Díaz nació en Oaxaca, Oax., en 1868. Fue sobrino del general Porfirio Díaz e hijo del militar del mismo nombre, se graduó de ingeniero en el Colegio Militar (1888).

Félix Díaz nació en Oaxaca, Oax., en 1868. Fue sobrino del general Porfirio Díaz e hijo del militar del mismo nombre, se graduó de ingeniero en el Colegio Militar (1888). Fue diputado federal, cónsul general en Chile, jefe del Estado Mayor Presidencial, jefe de la policía del Distrito Federal, gobernador de su estado del 1° de mayo al 3 de junio de 1910, y senador de la República. Siendo ya general en 1912, se dio de baja en el ejército y el 16 de octubre de ese año se levantó en armas en Veracruz. El gobierno movilizó una fuerza que recuperó el puerto y tomó prisionero a Díaz el 23 de octubre de 1912. Sometido a un consejo de guerra, se le condenó a muerte, el presidente Madero le conmutó esa pena por la reclusión perpetua en la Penitenciaría de México.

El 9 de febrero de 1913, al inicio de la Decena Trágica, las fuerzas sublevadas de los generales Mondragón y Ruiz lo pusieron en libertad y asumió la jefatura del movimiento. El día 18, una vez hechos prisioneros Madero y Pino Suárez, el embajador norteamericano Henry Lane Wilson lo reunió con el general Victoriano Huerta, comandante militar de la plaza, y ambos firmaron el Pacto de la Embajada, por el cual se daban por concluidas las hostilidades, Huerta asumía el poder y Díaz lanzaría su candidatura a la Presidencia; sin embargo, en septiembre se le nombró embajador en el Japón, para inhabilitarlo a la candidatura presidencial, ya convocadas para fines de octubre. A su regreso al país se sintió hostilizado por el usurpador y se exilió en La Habana y Nueva York. Reapareció el 15 de mayo de 1916 en Oaxaca, donde se puso al frente del Ejército Reorganizador Nacional; fue derrotado por los constitucionalistas en Yucucundo en junio de 1916, y Tlacolula en el mes de julio siguiente. Derrotado marchó a Chiapas y Veracruz; en el camino aprehendió y fusiló a Alfonso Santibáñez, el asesino del general Jesús Carranza; y se mantuvo alzado hasta 1920. Desterrado, estuvo en el exilio hasta 1937, cuando volvió para radicarse en Veracruz, donde murió en 1945.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *