Biografías: Escritor

Utiliza este formulario para buscar biografías

José de J Aceves

1916 - 1962

Nació en Tampico, Tamps., en 1916; murió en la ciudad de México el 28 de febrero de 1962. Abandonó la carrera de medicina para dedicarse al arte dramático.

Nació en Tampico, Tamps., en 1916; murió en la ciudad de México el 28 de febrero de 1962. Abandonó la carrera de medicina para dedicarse al arte dramático.
Colaboró con Fernando Wagner en el Panamerican Theatre (1942) y poco después, con el patrocinio del Sindicato Mexicano de Electricistas, formó el Proa Grupo, de carácter experimental, en el cual se iniciaron, entre otros, los actores Gabriela Peré, Stela Inda y Gustavo y Rubén Rojo.
En 1946 y 1947, su compañía presentó obras del teatro universal y de autores mexicanos en el Palacio de Bellas Artes y en la sala Ocampo de Morelia. En 1948, becado por el Instituto Francés de América Latina, estudió en París con Louis Jouvet, Jean Louis Barrault y Villar. A su regreso, abrió el Teatro Caracol, donde dio a conocer las más recientes novedades de la dramaturgia francesa, como La prostituta respetuosa y Las manos sucias de Sartre, y las piezas mexicanas La estrella que se apaga de Rafael Solana y El niño y la niebla de Rodolfo Usigli, primera en alcanzar las 600 representaciones continuas. La modalidad escénica introducida por Aceves hizo escuela y empezaron a cundir en la capital las salas pequeñas. En 1951 y 1952 el Proa Grupo actuó nuevamente en Bellas Artes, y debutó en Monterrey y Chilpancingo. En los años siguientes, estrenó, entre muchas otras obras, Breve kermess de Jacob Apstein, escrita especialmente para su grupo; fundó el Teatro Arcos Caracol, y en una nueva temporada en Bellas Artes, brindó sus primeras oportunidades de actuación a Berta Moss, Luz María Aguilar y Marilú Elízaga. En 1961, la Oficina de Espectáculos impidió la puesta en escena de Jezabel, una de las “piezas negras” de Anouilh, la cual sólo pudo verse, en privado, en la casa del doctor Crispiniano Arce. Esto le provocó a Aceves una profunda depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *