Biografías: Escritor

Utiliza este formulario para buscar biografías

Marco Tulio Cicerón

106 a.C. - 43 a.C.

Nació el 3 de enero de 106 a.C en Arpinum (actualmente Arpino, Italia). Realizó los estudios de derecho, oratoria, literatura y filosofía en Roma. Después de una breve carrera militar y tres años de experiencia como abogado

Nació el 3 de enero de 106 a.C en Arpinum (actualmente Arpino, Italia). Realizó los estudios de derecho, oratoria, literatura y filosofía en Roma. Después de una breve carrera militar y tres años de experiencia como abogado que defendía a ciudadanos privados, decidió visitar Grecia y Asia, donde continuó sus estudios. Regresó a Roma en el 77 a.C. y comenzó su carrera política.

En el 74 a.C. fue elegido miembro del Senado.
Fue apoyado por los patricios en su candidatura al consulado en el 64 a.C. por el gran desagrado que les producía el otro candidato, aristocrático pero menos respetable, Lucio Sergio Catilina. Fue elegido Cicerón, y Catilina volvió a intentarlo al año siguiente con los mismos resultado. Entonces, airado, organizó una conspiración para derribar el gobierno. Cicerón controló la situación, detuvo y ejecutó a varios de los partidarios de Catilina y a éste lo expulsó del Senado con una ardiente soflama conocida como Catilinarias. Fue criticado por Julio César y por otros senadores romanos que opinaban que había obrado con excesiva dureza, sin proporcionar las debidas garantías legales a los conspiradores. Por ésto, tuvo que partir como exiliado en el 58 a.C.

Vivió un año en Macedonia, tras el que fue perdonado por el general romano Pompeyo el Grande.
Hasta el 51 a.C. Cicerón se dedicó a la literatura, pero aceptó el encargo de gobernar la provincia romana de Cilicia como procónsul. Un año después volvió a Roma en el 50 a.C. y se unió a Pompeyo, que se había convertido en el mayor enemigo de Julio César. Cuando César derrotó a Pompeyo, en el 48 a.C., Cicerón comprendió que continuar con la resistencia a César era inútil, y aceptó su amistad, aunque mientras César fue dictador de Roma, Cicerón vivió apartado de la vida política dedicándose a escribir. Tras el asesinato de César, ya en el 44 a.C., Cicerón retornó a la política. Esperando ver la restauración de la República, apoyó al hijo adoptivo de César, Octavio, más tarde el emperador Augusto, en sus luchas contra el cónsul romano Marco Antonio. A pesar de todo, Octavio y Marco Antonio se reconciliaron, y Cicerón fue ejecutado como enemigo del Estado, el 7 de diciembre del 43 a.C.

La obra de Cicerón contribuyó mucho al enriquecimiento del vocabulario de su propio lenguaje. Los escritos de Cicerón tratan sobre muchos temas. Sus obras filosóficas revelan su creencia en Dios y en el libre albedrío. A partir del 45 a.C. y de la muerte de su hija Tulia, Cicerón se retiró de la política para dedicarse por completo a sus escritos literarios y filosóficos. Podemos destacar sus tratados De Legibus (Sobre las leyes), De Officiis (Sobre el deber), y De Natura Deorum (Sobre la naturaleza de los dioses). La más famosas de sus piezas de oratoria son las cuatro contra Catilia, conocidas por Catiliniarias, y las catorce contra Marco Antonio conocidas por Filípicas.
Entre las obras menores de Cicerón, los tratados De Senectute (Sobre la vejez) y De Amicitia (Sobre la amistad).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *