Biografías: Durangueño | Escultor | Pintor

Utiliza este formulario para buscar biografías

Maria del Pilar Rincon Torres

1957 - ----

Nació en el poblado de Santa María del Oro, Municipio de El Oro en el Estado de Durango, el día 23 de abril del año de 1957.

Nació en el poblado de Santa María del Oro, Municipio de El Oro en el Estado de Durango, el día 23 de abril del año de 1957. Fue hija de Eugenio Rincón Barraza, líder nato dice Pilar, que fue parte fundamental para el desarrollo y despegue de la Cabecera Municipal y de la Señora Alicia Torres de Rincón, mujer entregada a la familia y sensible a la creatividad y a la cultura.

Estudió su Educación primaria en la tierra que la vio nacer y aunque no lo dice en la autobiografía, todo hace suponer que fue una niña inteligente, aplicada, respetuosa y querida de toda la comunidad escolar de su tiempo, ya que fue seleccionada entre el universo escolar para entregar un ramo de flores a la Primera Dama del País, señora Eva Sámano de López Mateos, esposa del señor Presidente de la República, Lic. Don Adolfo López Mateos en su visita al Estado de Durango.

En busca de mejores condiciones culturales para formación de los hijos, la familia se trasladó a la Capital del Estado, donde María del Pilar estudió Carrera Comercial y al cumplir veinte años de edad en 1977, contrajo matrimonio con el señor Saúl Sepúlveda Herrera entonces estudiante avanzado en la Carrera de Medicina y ahora próspero profesionista y eminente Cirujano Pediatra de México.

Continúa confesando María del Pilar, que buscando la forma de conformar con sus propias manos una imagen de Jesús, ingresó al Taller de Pintura y Escultura de la Escultora Guillermina Galaviz lugar donde se realizó el milagro mediante el cual, María se encontró en el ambiente propicio de las Artes Plásticas y descubrió su auténtica vocación. Es indudable que influyó mucho en ella el hecho de mirar que Guillermina siendo mujer, es una extraordinaria artista como Pintora y Escultora, circunstancia que en ese tiempo, 1992, hizo ingresar a Pilar a la Escuela de Pintura, Escultura y Artesanía de la UJED, donde se encontró con las Artes Plásticas y afloró su verdadera y legitima vocación que en una mujer inteligente y apoyada por su esposo culto y consciente, conformó a la gran Escultora y Pintora que para honra de Durango y de México ahora en un talento, un valor que hace del color y de la forma un producto fantástico y bello que conmueve el sentimiento humano.

Su obra eminentemente surrealista, impresiona a quien la observa y sorprende a cualquiera por los recursos expresivos que se manifiestan en cada escultura.

La gran escultora María del Pilar Rincón ha presentado más de treinta y cinco exposiciones colectivas y más de veinte individuales en diversas ciudades del País y en la misma capital de la República donde su obra ha recibido elogiosos comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *