Biografías: Actor

Utiliza este formulario para buscar biografías

Marlon Brando

1927 - 2004

Nació el 3 de abril de 1927 en Omaha, Nebraska, en el seno de una familia modesta, tuvo una adolescencia difícil durante la que debutaría en el teatro como amateur.

Nació el 3 de abril de 1927 en Omaha, Nebraska, en el seno de una familia modesta, tuvo una adolescencia difícil durante la que debutaría en el teatro como amateur. En la escuela, fue siempre el último de la clase. Su padre lo internó en una escuela militar de donde fue expulsado. Asistió al Actor-s Studio del que Brando se convertiría en estandarte al final de los años cuarenta. Hizo su debut en Broadway en el año 1944.

Alcanzó la fama interpretando al bruto Stanley Kowalski en Un tranvía llamado deseo (1947), de Tennessee Williams, La obra se llevó a la pantalla grande en 1951 por el director Elia Kazan con gran éxito.

Actor con una gran versatilidad ha interpretado distintos personajes, desde Marco Antonio en Julio César (1953) de Joseph L. Mankiewicz, al motorista gamberro de ¡Salvaje! (1954) de Laszlo Benedek. Cuatros veces seleccionado para el Oscar (en 1951, por Un tranvía llamado deseo; en 1952, por ¡Viva Zapata! del mismo Kazan; en 1953, por Julio César de Mankiewicz), lo consiguió en 1954, por La ley del silencio , dirigida por Kazan, (el papel de Terry Malloy le sirvió además para conseguir el premio al mejor actor en el Festival de Cannes) y aunque consiguió otro Oscar por su papel en El Padrino (1972) de Francis Ford Coppola, lo rechazó en señal de protesta por la explotación de los indios americanos por parte de la industria del cine. Cuando ya se daba por terminada su carrera comercial, fue precisamente El padrino, y sobre todo El último tango en Paris donde aparece un Brando, interpretando papeles de composición con una estructura (física e intelectual) impresionantes. Madurez casi simbólica, a la que no escapa tampoco la concesión psicoanalítica de la película de Bertolucci.

A partir de entonces, el actor demostrará un desprecio por la industria del cine, un posicionamiento en favor de la ecología y una soledad acentuada. Su protesta individual aunque de repercusión mundial no es la de un amargado: tras un período difícil, el actor parece haber transformado una esquizofrenia evidente en beneficio de una interpretación, que a pesar de su fuerza, no nos debe hacer olvidar ni la finura, ni llegado el caso, una capacidad de seducción que ha permanecido intacta a lo largo de toda su carrera ( Missouri, de Arthur Penn en 1976, e incluso Apocalypsis Now de Francis Ford Coppola en 1979).

Otras de sus películas destacadas, han sido Viva Zapata (1952), de Elia Kazan; La casa de té de la luna de agosto (1956) de Daniel Mann, El rostro impenetrable (1960), que dirigió él mismo; Rebelión a bordo (1961) de Lewis Milestone, nueva versión del clásico de 1935 dirigido por Frank Lloyd, El último tango en París (1973), de Bernardo Bertolucci; Missouri (1975); Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola y Una árida estación blanca (1989) de Euzhan Palcy. En 1966 compró una isla en el Pacífico, donde ha residido por temporadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *