Biografías: Músico

Utiliza este formulario para buscar biografías

Miguel Bernal Jimenez

1910 - ?

El 16 de febrero de 1910 nació este gran compositor y extraordinario organista, en la ciudad de Morelia, Michoacán.

El 16 de febrero de 1910 nació este gran compositor y extraordinario organista, en la ciudad de Morelia, Michoacán. A la edad de siete años comenzó a estudiar música en el Colegio de Infantes de la Catedral de Morelia. En 1919 ingresó en el Orfeón Pio X, que pasó a ser Escuela Superior de Música Sacra. Allí tuvo por maestros a lgnacio Mier Arriaga y Felipe Aguilera Ruiz. En 1928, cumplidos dieciocho años de edad, ingresó en el Instituto de Música Sagrada de Roma, donde recibió las enseñanzas de grandes maestros, como monseñor Rafael Manari, organista; su maestro de contrapunto y fuga fue César Dovici; estudió musicología y composición con monseñor Rafael Casimiri; armonía e instrumentación, con Licinio Refice; canto gregoriano, con el abad Benedictino Paola M. Ferreti, maestro por el que profesó una gran estimación.

Fuente inagotable de conocimiento fue para Miguel Bernal la Biblioteca Vaticana, que le sirvió para obtener en 1933 el doctorado en Órgano, Composición y Canto Gregoriano.

En ocasión de celebrarse el cuarto centenario de la llegada de Vasco de Quiroga a Pátzcuaro, compuso en 1947 su drama sinfónico “Tata Vasco”. En 1939, intervino en el primer Congreso de Música Sacra; poco después forma la Sociedad Amigos de la Música y asimismo la Revista “Schola Cantorum”, culminando con la creación del Coro de Niños Cantores de Morelia, que causó sensación por su gran calidad.

Cuando Bernal Jiménez pasó a los Estados Unidos, el Coro quedó bajo la dirección del eminente maestro Romano Picuti, quien lo mantuvo en la misma alta calidad hasta su muerte.

Nuestro ilustre músico michoacano, escribió cinco libros, en los que hace gala de sus grandes conocimientos pedagógicos y literarios. Ellos son: “La disciplina coral”; “El estilo melódico armónico”; “La técnica de los compositores”; “El archivo musical de Santa Rosa de Santa María de Valladolid”; e “Impronta en alta mar”.

Su obra musical es de extraordinaria calidad y gran belleza. Destacamos de ella las siguientes composiciones: “Alleluia”; “Arrullo pastorcillos”; “Antífonas para México”; la misa “Aeternae Trinitatis Victamae”; “Cuarteto virreinal” para instrumentos de arco; “Concierto para órgano y orquesta”; “Juan Dieguito”; “Guadalajara”; “El Chueco”; “Navidad en Pátzcuaro”; “Hidalgo”; el poema sinfónico “México”; la suite “Michoacán”; “Noche en Morelia”, para orquesta; el ballet “Los cuatro galanes de Juana”; “Paracho”, la ópera de “Tata Vasco”; la suite sinfónica “Tres cartas de México”; el ballet “Tingambato”, estrenado en el Palacio de Bellas Artes el año 1943 por el Ballet Español de Ana María, bajo la dirección de Simón Tapia Colman, con éxito extraordinario, que se repitió por varias ciudades del país, entre ellas, Guadalajara, Torreón, Saltillo, Monterrey, Veracruz, Puebla,y otras más.

Hasta la fecha, no tenemos noticia de que el ballet “Tingambato”, estupendo y mexicano puro, haya sido puesto en escena después de 1943. ¿Por qué…?

El cine también fue abordado por Bernal Jiménez, componiendo para las películas: “La virgen que forjó una patria”; “Historia de un gran amor”; “El rayo del Sur”, y “El padre Morelos”.

No obstante sus triunfos tanto en México como en España, su situación económica persistía en ser bastante precaria, lo que le impulsó a emigrar a Nueva Orleans, con su esposa, sus ocho hijos, y el noveno ya en camino. En esa ciudad norteamericana, fue inmediato su triunfo: lo nombraron “Deán” de la Facultad de Música de la Universidad de Loyola; miembro del comité directivo de la Orquesta Sinfónica de Nueva Orleans, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *