Biografías: Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Nellie Campobello

1909 - 1986

Está considerada como una de las mejores novelistas de la Revolución Mexicana, escribió: "Cartucho", "Las Manos de Mamá" y "La Vida Militar de Pancho Villa". Maestra de Danza

Está considerada como una de las mejores novelistas de la Revolución Mexicana, escribió: “Cartucho”, “Las Manos de Mamá” y “La Vida Militar de Pancho Villa”. Maestra de Danza, fue Directora de la Escuela Nacional de Danza, dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes y escribió la obra: “Ritmos Indígenas de México”. Nació en San Miguel de las Bocas, hoy Villa Ocampo, Dgo., territorio crítico en ese tiempo para habitarlo por ser el escenario de las luchas de la revolución.

Esta circunstancia obligó a la familia Campobello a trasladar su residencia a la ciudad de Parral, Chih., ahí su padre y una tía le sirvieron de maestros para aprender las primeras letras.

El privilegiado talento de Nellie se puso de manifiesto por la extraordinaria facilidad con que aprendió. Después de su breve estancia en Parral, la familia se trasladó a la ciudad de Chihuahua, donde Nellie continuó su aprendizaje escolar por el año de 1919. Viajó por Laredo, Texas y en 1923 se estableció definitivamente en la capital de la República. Continuó sus estudios en la Escuela Inglesa de la colonia Rosales, institución particular donde se cobraban altas colegiaturas por la buena calidad de los profesores que la atendían. En esa escuela entre otras cosas estudió danza y fue presentada en público en 1927.

Los periódicos de la época hablaron de la “gracia y talento” de la chica y afirmaron que tanto ella como su hermana eran “bellas promesas del arte coreográfico”. Por este tiempo Nellie contaba con 18 años de edad. El cronista no se equivocó porque la chica continuó sus estudios y en 1930 ingresó como maestra de danza del Departamento de Bellas Artes.

En el año de 1937 fue nombrada Directora de la Escuela Nacional de Danza y en 1940 escribió el interesante libro “Ritmos Indígenas de México” donde con maestría de escritora y autoridad artística vierte sus experiencias sobre la coreografía indígena mexicana.

Como escritora y novelista es considerada como de las mejores plumas de México en lo que se refiere a la Novela de la Revolución Mexicana. A los 20 años publicó su primer libro “Yo” que es una colección de versos que firmó con uno de sus nombres Francisca, ya que se llamaba Nellie Francisca Ernestina Moya Luna.

En el año de 1931 publicó cu novela “Cartucho” que es la narración de sucesión de estampas de la revolución, presentadas con realismo, sencillez y belleza. Así como describe a los hombres, a los héroes y a los hechos en los diferentes cuadros de “Cartucho”, así fue la Revolución Mexicana. Cruel, salvaje, violenta, sanguinaria y radical porque así se necesitaba y así fue la lucha armada. El libro se divide en tres partes “Hombres del Norte”, “Fusilados” y “En el Fuego”. En 1937 publicó su tercer libro de su producción y segundo sobre la Revolución Mexicana “Las manos de Mamá”. Describe con magistral sencillez y aguda penetración psicológica como era su madre, sus virtudes y su valor. Todo enmarcado en los tiempos de la revolución.

En 1940 publicó “Apuntes sobre la vida Militar de Francisco Villa”, en 1960 “Mis Libros”, obras completas con ilustraciones de José Clemente Orozco. En 1984 el Gobierno del Estado de Durango, su tierra natal, le otorgó la presea “Francisco Zarco”, distinción que se otorga una vez por año a los duranguenses distinguidos.

Su desaparición y muerte permaneció en el misterio; fue secuestrada en 1985 por Claudio Fuentes Figueroa o Claudio Niño Cienfuentes y por su entonces esposa María Cristina Belmont. El móvil del secuestro fue el robo de las pertenencias de Nellie: casas, joyas, muebles, documentos inéditos de Francisco Villa y obras de arte de pintores como José Clemente Orozco, Carlos Mérida y Roberto Montenegro, entre otros, valuadas en varios millones de dólares.

Después de más de 13 años de no saber el paradero de Campobello, por una denuncia presentada por la Comisión ¿Dónde está Nellie?, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal descubrió que Nellie murió el 9 de julio de 1986 y fue sepultada en el Panteón de Dolores de Progreso de Obregón, Hidalgo, a donde la llevaron a radicar los últimos días de su vida sus secuestradores, que según testigos la mantuvieron alcoholizada durante sus últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *