Biografías: Durangueño | Religioso

Utiliza este formulario para buscar biografías

Norberto Rivera Carrera

1942 - ----

Nació en la Purísima, municipio de Tepehuanes, estado de Durango, el 16 de junio de 1942.

Nació en la Purísima, municipio de Tepehuanes, estado de Durango, el 16 de junio de 1942.

Cursó los estudios de Filosofía en el Seminario Diocesano de Durango y por su brillante inteligencia y singular vocación religiosa, fue trasladado a la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, Italia, donde cursó con alto aprovechamiento, los estudios de Teología, como alumno del Colegio Pontificio Pío Latino Americano, donde se graduó como Licenciado en Teología. Fue ordenado sacerdote en Roma, el día 3 de julio de 1966, por su santidad el papa Pablo VI.

A su regreso a México y a Durango, se incorporó a prestar sus servicios a la Arquidiócesis Durangueña, desempeñándose como Vicario Cooperador de la Parroquia de Río Grande, en el Estado de Zacatecas, en los años de 1966 a 1967.

Un sacerdote con tal inteligencia y singular preparación debía ser aprovechado al máximo, circunstancia por la cual fue trasladado a la Ciudad de Durango como Profesor Titulado en la cátedra de Teología Dogmática del Seminario Mayor de Durango.

Fue también asesor diocesano del movimiento “Jornadas de Vida Cristiana”, cargo en el cual tuvo la oportunidad de cultivar amistad con infinidad de familias durangueñas, quienes lo estiman y lo recuerdan con mucho afecto.

Por largo tiempo fue encargado de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Durango, puesto e el que se desempeñó con propiedad, tino y competencia, donde se ganó el afecto y respeto de todo el clero y pueblo de Durango, quienes lo recuerdan y aprecian mucho.

Posteriormente, ocupó el cargo de catedrático de Eclesiología en la Pontificia Universidad de México, en donde obtuvo el reconocimiento nacional del clero, pueblo y gobierno de México, por su talento eclesiástico y su alta visión de la cultura cristiana en el mundo.

El 10 de diciembre de 1985, tomó posesión como Obispo de la Diócesis de Tehuacan en el estado de Puebla, donde tuvo la oportunidad de gobernar un territorio parroquial de 41 parroquias y 77 sacerdotes, donde el señor obispo don Norberto Rivera se ganó el aprecio y el reconocimiento de todos los parroquianos por su don de gentes y su vocación de servir siempre a los necesitados.

Diez años después, por su brillante desempeño como obispo de Tehuacan, Puebla, en el año de 1995, su santidad Juan Pablo II lo designó Arzobispo Primado de la ciudad de México y se desempeñó además, como presidente de la conferencia del Episcopado Mexicano y Presidente de la Comisión Episcopal para la familia.

El sábado 21 de febrero de 1998, en ceremonia realizada en la Basílica de San Pedro en Roma, por su santidad Juan Pablo II, fue investido Cardenal de la iglesia católica universal, para honra de México, de Durango y de Tepehuanes, el municipio que lo vio nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *