Biografías: Deportista | Durangueño

Utiliza este formulario para buscar biografías

Roberto Silva Martinez

1947 - ----

Maestro de Educación Física de profesión y atleta olímpico durangueño, nació en la ciudad de Durango, Dgo., el día 16 de marzo de 1947

Maestro de Educación Física de profesión y atleta olímpico durangueño, nació en la ciudad de Durango, Dgo., el día 16 de marzo de 1947, fue hijo de Roberto Silva y de Flora Martínez de Silva.

Estudió su educación primaria en la escuela número 11 Lorenzo Rojas de su ciudad natal, institución en la cual manifestó su afición por el atletismo y fue campeón corredor de la selección de su escuela tanto en el nivel elemental que comprendía de primero a cuarto año donde se les apodaba a los deportistas “los pollos” como en el nivel superior de quinto y sexto grado en la cual se auto adoptaban los de la selección “los gallos”.

La educación media básica la cursó en la Escuela Secundaria Benito Juárez dependiente de la Universidad Juárez y sus estudios profesionales en el Instituto de capacitación Francisco Zarco de la capital del Estado, institución en la que se graduó como profesor de educación física.

Al terminar la carrera, era ya muy conocido en el ambiente deportivo durangueño y se desempeñó como maestro de Educación Física en algunas escuelas primarias de la ciudad de Durango. También fue entrenador de atletismo en la Universidad Juárez y ahora muchos profesionistas de quienes fue entrenador, lo saludan con respeto por su don de gentes y su buena metodología para enseñar el atletismo.

Desde temprana edad, aun siendo niño descubrió en si mismo sus aptitudes de atleta que despertaron su afición al atletismo. En esa época empezaron los periódicos de la ciudad de Durango a hablar de olimpiadas, como evento máximo de la expresión del deporte universal y nuestro biografiado desde entonces soñó con llegar a ser atleta olímpico. Fue su entrenador en la ciudad de Durango el profesor Francisco Porras Robles a quien Silva Martínez recuerda con afecto y respeto manifestando que se encuentra en deuda permanente con él porque sus enseñanzas, le permitieron llegar a ser campeón nacional en atletismo primero y atleta olímpico después.

Con la conducción adecuada de su gran entrenador Roberto Silva siendo niño pequeño formó parte de la sección infantil de Durango y participó en eventos estatales y regionales con niños de diversos estados de la república.

Maduró como corredor velocista en la carrera de 800 metros planos y a base de esfuerzo y dedicación se convirtió en campeón estatal de esa división y poco tiempo después en campeón nacional de la misma. Esto le permitió llegar a la primera fuerza nacional, circunstancia que le abrió la puerta para ser seleccionado por el comité Olímpico Mexicano como atleta de alto rendimiento.

En vía de reparación de los deportistas mexicanos para llegar a la Olimpiada México 68, realizaron competencias de fogueo buscando mejorar las marcas en todas las clasificaciones y fue así como Silva Martínez tuvo la oportunidad de correr en Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, Cuba, Francia, Inglaterra, Suecia, las 2 Alemanias, Polonia, y todos los países de América Central y América del Sur.

En aquel tiempo el durangueño era joven y vigoroso atleta, corría los 800 metros planos en un tiempo record de 1 minuto, 47 segundos y 5 décimas de segundo, marca record que después de 34 años no ha sido superada.

Como atleta de alto rendimiento a disposición del Comité Olímpico Mexicano nuestro biografiado participó 3 ocasiones en juegos centroamericanos 1 en juegos panamericanos, 2 ocasiones en juegos mundiales y, una tal vez la máxima satisfacción en los juegos olímpicos México 1968.

Durante 10 años fue campeón nacional de atletismo en prueba de 800 metros y tiene en su cosecha 60 medallas internacionales y poco más de 80 medallas nacionales.

Cuando estaba en la cúspide de su carrera como atleta de alto rendimiento del Comité Olímpico Mexicano el profesor Roberto Silva convencido de que ya había alcanzado el sueño más caro de su infancia regresó a Durango, tierra a la cual ama con pasión y le ha entregado lo mejor de su existencia. Él venía decidido a servir a Durango entregándole lo mejor de su inteligencia y de su esfuerzo para bien de los durangueños.

Sus méritos le permitieron ser designado en 1974 como director de Educación Física del Estado cuando gobernaba la entidad el Dr. Héctor Mayagoitia Domínguez y después con los licenciados Armando del Castillo Franco y Ángel Sergio Guerrero Mier ambos gobernadores de la entidad.

En su gestión como director de Educación Física del Estado se estableció el salón de la fama, recinto de honor donde se rinde culto a los deportistas distinguidos de Durango.

Es miembro del personal del prestigiado Canal 12 de Durango, donde se desempeña como Cronista Deportivo, Director de Noticieros y Fundador del programa Durango Deportivo que tiene más de 20 años en el aire.

Es un durangueño ejemplar aquí en Durango, su tierra, le prodiga su reconocimiento y respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *