Biografías: Militar

Utiliza este formulario para buscar biografías

Salvador Alvarado

1880 - 1924

Nació en Culiacán, Sinaloa el 16 de septiembre de 1880. Desde muy joven trabajó en una farmacia de Guaymas, Sonora y después abrió un comercio en Pótam.

Nació en Culiacán, Sinaloa el 16 de septiembre de 1880. Desde muy joven trabajó en una farmacia de Guaymas, Sonora y después abrió un comercio en Pótam. En 1910 se afilió al Partido Antireeleccionista y en 1911 se alistó en las fuerzas del general Juan G. Cabral.

Al triunfo de la revolución maderista, se le otorgó el grado de mayor. En 1912 al frente del Cuerpo Auxiliar Federal, formó parte de la columna que marchó desde Sonora hasta Chihuahua para combatir a Pascual Orozco. En 1913 desconoció al gobierno de Victoriano Huerta, ascendió a coronel y se le nombro jefe de la zona militar del centro de Sonora, subordinado de Alvaro Obregón. Tomó parte en los combates de Naco (marzo), Santa Rosa (mayo), Santa María (junio) y sostuvo durante un año el sitio puesto en Guaymas, a cuya plaza entró en julio de 1914. En agosto siguiente, fue detenido por sus propias tropas seducidas por el general Maytorena, pero en octubre fue puesto en libertad.

Reincorporado al constitucionalismo, fue comandante militar de la plaza de México a fines de 1914. Lanzó un manifiesto contra Francisco Villa; recuperó Puebla y el 18 de febrero de 1915 fue nombrado gobernador y comandante militar de Yucatán. En Campeche derrotó a las fuerzas del coronel Abel Ortiz y el 19 de marzo llegó a Mérida.

Suprimió los azotes, prohibió que los préstamos fueran pagados con trabajos personales, abolió las tutelas que se presentaban al sujetar a los indios mediante la retención de sus hijos, permitió a los peones cambiar de domicilio sin previo aviso y casarse sin consentimiento del amo. Fundó la Casa del Obrero Mundial en Mérida y trató de modificar leyes agrarias, lo cual no logró por la oposición decidida del presidente Carranza. Convocó a elecciones en 1917 y entregó el poder el 1º de febrero de 1918. Sus transformaciones sociales en Yucatán, a favor de la población más desprotegida provocaron problemas que el gobierno del centro no quiso sostener, esto le acarreó serios problemas.

Fue secretario de Hacienda en 1920 durante el gabinete de Adolfo de la Huerta. En 1923 se sumó al levantamiento de la huertista. Al ser derrotado en Jalisco por las tropas de Obregón, tuvo que salir por Manzanillo con destino a Nueva York. Regresó al país por Tabasco donde cayó en una emboscada el 10 de junio de 1924 donde fue asesinado por el coronel Diego Zubiaur en un lugar llamado El Hormiguero en el estado de Chiapas.

Fue autor de “Mi actuación revolucionaria en Yucatán” (1918), “La reconstrucción de México”, “Un mensaje a los pueblos de América”, “Carta al pueblo de Yucatán” y “Mi sueño”, libros escritos en 1916 y publicados hasta 1955. Como soldado fue un hombre decidido y valiente que sirvió con lealtad a sus ideales, misma actitud que mantuvo como estadista al frente del gobierno del Estado de Yucatán. Por esa visión política del país se unió al movimiento de Adolfo de la Huerta contra su antiguo jefe Álvaro Obregón. Fue un hombre sincero y convencido de los fundamentos de la Revolución Mexicana, como tantos otros en nuestra historia política, murió por una traición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *