Biografías: Filosofo

Utiliza este formulario para buscar biografías

Tales de Mileto

640 a.c - 545 a.c

Nació en Mileto ciudad griega en la Jonia (hoy Turquía), el año primero de la XXXV Olimpiada y falleció en la LVIII, según recoge Diogenes Laercio. Fundador de la escuela jónica y el primero de los siete sabios de Grecia.

Nació en Mileto ciudad griega en la Jonia (hoy Turquía), el año primero de la XXXV Olimpiada y falleció en la LVIII, según recoge Diogenes Laercio. Fundador de la escuela jónica y el primero de los siete sabios de Grecia. Ya en su tiempo se le reconoció sus conocimientos de astronomía tras predecir el eclipse de sol que ocurrió el 28 de mayo del 585 a.C. Diógenes Laercio dice que “fue el primero que averigüo la carrera de un trópico a otro, y el primero que comparando la magnitud del sol con la de la luna, manifestó ser ésta setecientas veinte veces menor que aquél, como escriben algunos”, que fue el inventor de las estaciones del año y asignó a este trescientos sesenta y cinco días.

Parece ser que fue el introductor de la geometría en Grecia. Se cuenta que conseguió medir la altura de las pirámides por medio de su sombra, proporcionándola con la nuestra cuando esta es igual al cuerpo, esto es, Tales esperó a que la sombra de un persona tuviera la misma longitud que la altura del cuerpo de la misma persona, afirmando entonces que la longitud de la sombra de la pirámide habría de ser igual a la altura de ésta. Sostenía que el principio de todas las cosas es el agua, de la que todo procede. Creía que la Tierra era un disco circular plano que flotaba sobre el agua (el mar universal).

Cansado de la burla de sus conciudadanos ya que decían que era raro que siendo tan sabio no fuese igualmente rico. Se enriqueció especulando con el aceite sabiendo que iba a haber una buena cosecha de olivas, tomó en arriendo todas las prensas que pudo encontrar, monopolizando el mercado, y luego las alquiló al precio que él puso y se hizo rico en un solo año. Tras esto vendió prensas y tierras y volvió a sus estudios eliminando al mismo tiempo las chanzas de que era objeto. No dejó escritos; y de lo que de él se sabe, procede de lo que se cuenta en la Metafísica de Aristóteles. Falleció mientras contemplaba unos juegos gimnásticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *