Sección: Sin categoría

Hermenegildo Bustos

Nació en 1832, en Purísima del Rincón, Guanajuato. Siendo muy joven aún, Hermenegildo, dio testimonio de su inclinación por la pintura; emigró a la ciudad de León. Ahí ingresó al taller del maestro Alfonso Herrera.

Las obras pictóricas de Bustos fueron descubiertas por Francisco Orozco Muñoz, escritor, investigador y diplomático mexicano, quien se encargó de acumular tan estupenda colección, misma que pasó al instituto Nacional de Bellas Artes. Es considerado como uno de los grandes apintores mexicanos del siglo XIX.

En 1942, Walter Pach, con la publicación de un estudio titulado Descubrimiento de un pintor americano, en el número 6 de los Cuadernos Americanos, dio inicio a una serie de investigaciones sobre este artista.

En el Museo Nacional de Arte se pueden admirar: Retrato del niño Pablo Aranda, Retrato de dama con tápalo, Bodegón con frutas, Bodegón con piña y un autorretrato.

Falleció en su tierra natal en 1907. La vida de este artista obliga a meditar sobre el gran número de artistas cuya obra permanece sólo conocida por sus poseedores, sin haber jamás recibido el reconocimiento público que merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *