Sección: Sin categoría

Ignacio Mariano de las Casas

Ignacio Mariano de las Casas nació en la ciudad de Querétaro en 1719, y murió en 17773. Empezó a estudiar arquitectura a la edad de ocho años. Hizo los trazos y monteas de la iglesia y colegio de Santa Rosa, pero él no dirigió la obra, sino el arquitecto Francisco Gudiño, quien sólo aprovechó los planos del templo y la sacristía. Se atribuye a de las Casas el diseño y el ensamblaje de los notables retablos dorados que se hallan en ese recinto. Él mismo dice en sus memorias que también proyectó la iglesia y el convento de San Agustín. En esta obra de gran originalidad, los arcos del claustro alto aparecen sostenidos por estípites que se resuelven en mancebos con los brazos extendidos y las manos en diferentes posiciones. Una vista general de este magnífico patio barroco fue reproducida en los viejos billetes de 20 pesos del Banco de México.

Los críticos de arte han discutido la paternidad del templo y convento de San Agustín, pero Francisco Eduardo Tresguerras, a principios del siglo XIX, afirmó enfáticamente que fue invención del arquitecto de las Casas. En la propia ciudad de Querétaro construyó, además, la enfermería del convento de Capuchinas, la capilla de la Tercera Orden en la iglesia de Santo Domingo y el panteón de Santa Clara. Se le atribuye la Casa de los Perros, notable por su escalera, sus gárgolas y su fuente. Son obras suyas los magníficos órganos de la iglesia de la Congregación y del coro bajo de Santa Rosa, y los relojes de esta iglesia y de la casa cural de la parroquia de Santiago. En 1760 levantó el primer plano topográfico de la ciudad de Querétaro, publicado en 1803 en Las Glorias de Querétaro del bachiller José María Zela e Hidalgo. En 1964 el gobierno del estado erigió en su honor La plaza Ignacio Mariano de las Casas, monumento con el que la ciudad conmemora su obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *