Biografías: Presidente (Mex)

Utiliza este formulario para buscar biografías

Juan Nepomuceno Almonte

1804 - 1866

El general Juan Nepomuceno Almonte era hijo de José María Morelos, nació en Necupétaro, Michoacán, el 15 de mayo de 1804.

El general Juan Nepomuceno Almonte era hijo de José María Morelos, nació en Necupétaro, Michoacán, el 15 de mayo de 1804. Siendo un niño acompañó a su padre en muchas acciones de armas incluyendo el ataque a Valladolid, el 24 de diciembre de 1813. En 1815 fue enviado a los Estados Unidos a estudiar. Al establecerse la República volvió a México, cuyo gobierno le reconoció el grado de teniente coronel. Fue enviado en comisiones diplomáticas a Inglaterra y a Sudamérica. Partidario del general Vicente Guerrero y amigo del general Santa Anna, acompañó a éste en la campaña contra los federalistas zacatecanos y a Texas, donde cayó prisionero en San Jacinto el 20 de abril de 1836. Puesto en libertad, regresó al país con Santa Anna, en 1837.

En 1839 ascendió a general y se encargó durante dos años del Ministerio de la Guerra en el gabinete del presidente Bustamante. De 1841 a 1845 fue embajador de México en Washington, intervino para tratar de impedir que Texas fuera incorporado como estado de la Unión americana; discutió sobre los verdaderos límites de ese territorio con México; también intervino para evitar la guerra en la cual México resultaría perjudicado. Cuando se rompieron las relaciones Almonte regresó a la capital para encargarse del Ministerio de Guerra. En 1847 tomó parte en las operaciones contra los norteamericanos en el Oriente y en el Valle de México. En un principio fue republicano y liberal. Después de la guerra contra los Estados Unidos se convirtió en conservador, monarquista y partidario del respeto a los intereses del clero. El gobierno de Comonfort lo nombró embajador en Inglaterra, en España y en la corte de Viena. Firmó a nombre de México, con el gobierno español, los tratados llamados Mon-Almonte por los cuales México se comprometía a pagar daños y perjuicios a los familiares de los súbditos españoles asesinados en San Dimas y en San Vicente, a cambio del reconocimiento de su gobierno. Por esta razón Juárez lo declaró traidor a la patria.

Al triunfo de los liberales Almonte salió del país para dirigirse a Europa. En París participó en las negociaciones para el establecimiento de una monarquía en México. Regresó en marzo de 1862 aprovechando la llegada de las tropas francesas y se proclamó presidente interino aunque los jefes militares intervencionistas franceses no lo aceptaron. El ministro de Francia dispuso que 35 personas se reunieran para que se nombrara a una junta de gobierno interina compuesta por tres personas y dos suplentes. Las personas que formaron el ejecutivo fueron los generales Juan N. Almonte y José Mariano Salas y el obispo de Tulancingo Juan B. Ormachea. El 21 de junio, el Poder Ejecutivo quedó en calidad de regencia y fue enviada una comisión a Europa para ofrecer el trono al archiduque Fernando Maximiliano de Habsburgo. Cuando éste aceptó nombró lugarteniente del imperio al general Almonte, quien desempeñó el gobierno del 20 de mayo al 12 de junio de 1864 en que lo recibió del propio emperador. Maximiliano le otorgó varias distinciones. En 1866 fue designado representante de México ante Napoleón III y a la caida del imperio de Maximiliano, se quedo en París, donde murió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *