Sección: Sin categoría

Luis Cabrera

Nació en Zacatlán, Puebla en 1876. Se tituló de abogado en la Escuela Nacional de Leyes en 1891. Trabajo en el bufete de Rodolfo Reyes y más tarde colaboró con Andrés Molina Enríquez. Se inició en el periodismo en 1906 en “El Noticioso” como corrector de pruebas, impresor y cronista teatral y taurino. Colaboró también en “El Diario del Hogar”, “La Patria” y “El Colmillo Blanco”.

Fue director de la Escuela nacional de Jurisprudencia en 1912 y más tarde electo diputado por el XI distrito de la capital de la República ante la XXVI Legislatura. Formó parte de la corriente radical del maderismo. Cuando Madero y Pino Suárez fueron asesinados, se unió a Carranza. En 1913, el jefe del Ejército Constitucionalista lo nombró agente confidencial en Estados Unidos. Fue secretario de Hacienda de 1914 a 1917 y de 1919 a 1920.

En 1931 fue deportado a Guatemala por oponerse a la política del presidente Ortiz Rubio. En 1933 rehusó la candidatura presidencial que le ofreció el Partido Antireeleccionista. Desde el principio de la revolución, Cabrera advirtió que los problemas de México eran agrarios. Defendió la pequeña propiedad y la restitución de los terrenos ejidales a los pueblos. Murió en la ciudad de México en 1954.

Redactó la Ley de enero de 1915 e influyó en el texto del artículo 27 constitucional. Es autor de “La herencia de Carranza”, “La revolución de entonces y ahora”, “Crédito político y social”, “Obras políticas 20 años después” y “Un ensayo comunista en México”.

Durante el establecimiento del gobierno de Carranza en Veracruz, en 1915, Cabrera había ganado la confianza de Carranza y su influencia se hizo sentir en decisiones políticas del “primer jefe”. Su postura política era agresiva y a favor del campesino, de la pequeña propiedad y del ejido, por lo que, en muchos de sus escritos periodísticos de campaña, usó como seudónimo “Blas Urrea”, anagrama formado con las letras de su propio nombre,. Su figura fue relevante durante los años de gobierno de Carranza y la formulación de la Constitución de 1917. El enfoque de Cabrera de los problemas del país era correcto, al iniciar el siglo XX, más de 70% de la población de México era rural y la propiedad de la tierra estaba en manos de muy pocas familias acaudaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *