Biografías: Presidente (Mex)

Utiliza este formulario para buscar biografías

Romulo Diaz de la Vega

1804 - 1877

Rómulo Díaz De La Vega nació en la Ciudad de México en marzo de 1804. En 1825 era subteniente de ingenieros.

Rómulo Díaz De La Vega nació en la Ciudad de México en marzo de 1804. En 1825 era subteniente de ingenieros. En 1829 tomó parte en la batalla de Posadas, combatiendo a Santa Anna al mando de una compañía de zapadores de las fuerzas leales al gobierno. Marchó con el ejército expedicionario a hacer la campaña de Texas y se distinguió por su arrojo en la captura del fuerte de El Álamo; se le dio una medalla de honor y el ascenso a teniente coronel. Intervino en la primera guerra con Francia y estuvo en el Ejército del Norte en la guerra contra los Estados Unidos, en las acciones de Palo Alto y de la Resaca de Guerrero.

Cayó prisionero cuando trataba de salvar una pieza de artillería y fue enviado a Nueva Orleans para después ser remitido a Veracruz en un canje de prisioneros. Su actuación fue heróica y se le concedió la Cruz de Honor. Puebla lo nombró Benemérito del Estado y la representación nacional declaró oficialmente “que merecía el bien de la Patria”. En 1855 fue enviado a Yucatán a la campaña contra los mayas sublevados y al poco tiempo llamado al Distrito Federal como gobernador. También fue gobernador de Tamaulipas y más tarde, al triunfar el Plan de Ayutla y quedar Martín Carrera como presidente interino, fue comandante de la guarnición de México.

Carrera renunció al interinato y Díaz de la Vega asumió la presidencia. En el poco tiempo en que gobernó expidió decretos que afectaron intereses de los conservadores, mantuvo la plena libertad de imprenta. Entregó la Presidencia a Juan Alvarez y poco después se sublevó. En 1859 pasó definitivamente al bando conservador, en el que también tuvo algunas dificultades, marchó desterrado a los Estados Unidos. El general Miramón lo llamó para desempeñar el cargo de gobernador del valle de México y en 1860 el mando del segundo cuerpo de ejército. En 1863 fue nombrado por la regencia miembro de la Junta que eligió a Fernando Fernando Maximiliano de Habsburgo emperador de México. En 1864 se le nombró prefecto del Imperio en Jalisco. Al triunfo de la República estuvo prisionero algún tiempo, puesto en libertad absoluta se retiró a la vida civil en Puebla, donde murió en octubre de 1877.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *