Biografías: Politico

Utiliza este formulario para buscar biografías

Stalin

1879 - 1953

1879 - 1953

Nació el 21 de diciembre de 1879, en Gori (Georgia). Hijo de unos campesinos georgianos que no hablaban ruso, aunque fue obligado a aprenderlo cuando asistió a la escuela religiosa de Gori (1888-1894). Su madre se interesó por la educación del muchacho, tratando de darle una formación religiosa le hizo ingresar en el Seminario ortodoxo de Tiflis.

Cursó estudios de teología y en ese tiempo leyó, entre otras obras, Das Kapital (El Capital) de Karl Marx. Expulsado del seminario en diciembre de 1899, días antes de cumplir 20 años de edad. Entrá al Partido Obrero Socialdemócrata Ruso en el año 1899 y fue propagandista entre los trabajadores de los ferrocarriles de Tbilisi. Usará varios pseudónimos: David, Nijeradzé, Tchijikov, Ivanovich, hasta adoptar el de STALIN (“hombre de acero”) que empezó a utilizar despues de la conferencia bolchevique de Tammerfors (Finlandia), donde se encontró por primera vez con Lenin.

Fue detenido en 1902. Pasó más de un año en prisión antes de ser exiliado a Siberia, de donde se escapó en 1904. Siete detenciones más sufrió bajo el régimen del zar; la última en 1913 duró hasta 1917. En 1904 contrae matrimonio con Yekaterina Svanidze, que falleció en 1910. Su segunda esposa, Nadezhda Alliluyeva, con la que se casó en 1919, se suicidó en 1932. Durante los últimos años del régimen zarista (1905-1917) apoyó a la facción bolchevique del partido.

En 1907, organizó un atraco a un banco de Tbilisi para -expropiar- sumas de dinero. En 1912 Lenin le nombra miembro del Comité Central del partido. Un año después, editó, el recién creado periódico del partido, Pravda (Verdad) y escribe su primer obra, El marxismo y la cuestión nacional. Tras la revolución de marzo de 1917 regresó a San Petersburgo, donde reanudó la publicación de Pravda. Junto a Liev Kámenev propugnaron una política de moderación y cooperación con el gobierno provisional. Lenin le eligió Comisario del Pueblo para las Nacionalidades tras la revolución de noviembre. Junto a Yákov Mijáilovich Sverdlov y Liev Trotski, asesoró a Lenin durante los primeros y difíciles momentos de la guerra civil que siguió a la Revolución Rusa. Fue comandante en varios frentes.

Fue Comisario del Pueblo para el Control del Estado entre los años 1919 y 1923 y se convirtió en secretario general del partido en 1922. Entonces surgieron las diferencias con Lenin, el cual en su testamento político aconsejó su cese como secretario general, aunque éste ocultó el documento. Lenin fallece y Stalin se unie a Grígori Zinóviev y a Kámenev para, gobernar el país. Con la alianza se enfrenta a su gran rival Trotski, principal candidato para suceder a Lenin y cuya teoría de la revolución permanente contrastaba con la opinión del triunvirato que defendía -la construcción del socialismo en un sólo país-. Derrotó a sus rivales con una hábil manipulación y utilización de los órganos del partido y del Estado, en 1929, ya había consolidado su posición como reconocido sucesor de Lenin. Ante el descenso de la productividad agraria a finales de la década de 1920, inicia en 1929 un programa de colectivización acelerada, dirigida contra los kulaks (campesinos propietarios).

Millones de kulaks fueron deportados y miles murieron durante la aplicación de esta política que fue especialmente dura en regiones como Ucrania. El proceso de industrialización desarrollado durante la década de 1930 tuvo mucho más éxito. A mediados la década comienza una campaña de terror político. Las purgas y las deportaciones a los campos de trabajo afectaron a gran parte de la población de la URSS. Sus antiguos rivales, Zinóviev, Kámenev y Bujarin admitieron durante una serie de juicios multitudinarios, crímenes contra el Estado y fueron condenados a muerte. Las tropas alemanas invadieron la Unión Soviética en junio de 1941 durante la II Guerra Mundial. Dirigió personalmente la guerra contra la Alemania nazi y, tras la victoria soviética en la batalla de Stalingrado, se convirtió en uno de los líderes mundiales.

Participó en las conferencias de Teherán (1943), Yalta (1945) y Potsdam (1945), en las que logró el reconocimiento internacional, extendió el dominio comunista sobre la mayor parte de los países liberados por el Ejército soviético, en los que se establecieron las denominadas democracias populares. Falleció el 5 de marzo de 1953 en Moscú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *