Biografías: Escritor

Utiliza este formulario para buscar biografías

Elsa Cross

1946-

Elsa Cross (Ciudad de México; 6 de marzo de 1946), es una poetisa, traductora literaria y ensayista mexicana.

Elsa Cross

 

Elsa Cross (Ciudad de México; 6 de marzo de 1946), es una poetisa, traductora literaria y ensayista mexicana.

Es maestra y doctora en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Actualmente es catedrática de la misma Universidad, en la Facultad de Filosofía y Letras, donde es profesora titular de Filosofía de la religión. Realizó estudios de Filosofía hindú en la India, donde vivió dos años, y en Estados Unidos. Ha impartido numerosos cursos sobre temas de mito y religión. Entre su obra se cuenta dos libros de ensayo y 22 de poemas. Además es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Según Octavio Paz:

«Cross es una de las voces más personales de la última poesía latinoamericana. Su obra, ya considerable, reúne algunos de los poemas más perfectos entre los escritos por las últimas generaciones mexicanas. Digo voz y no escritura poética porque la poesía aunque se escriba, sobre todo se dice. Dos notas opuestas se conjugan armoniosamente en Elsa Cross: la complejidad del pensamiento y la diafanidad de dicción».

Premios y distinciones

Su trabajo poético ha obtenido diversos galardones, entre ellos:

Premio Nacional de Poesía Aguascalientes (1989)
Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines (1992)
Homenaje Espejo al Sol Treinta años de Poesía en La Casa del Poeta ( 1996)
Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines-Gatien Lapointe (2007)
Premio Xavier Villaurrutia (2008), (Compartido con Pura López Colomé)
Premio Universidad Nacional (2009)
Premio Roger Caillois (2010)

Obras

Naxos, Ollín, México, UFSIA: MAG-MEX-B 7813, (1966)
Amor el más oscuro (1969)
Peach Melba, Sierra Madre, Serie: Poesía en el mundo, (1970)
La dama de la torre, con el título La canción de Arnaut, Joaquín Mortiz, México, (premio de poesía en el concurso nacional de la juventud 1971, 1972), (1972)
Tres poemas (Colección Cuadernos de poesía), UNAM, ISBN 968-5800-91-X, (1981)
Bacantes/Bacchae, Artífice Ediciones, México, ISBN 968-6654-05-4, (1982)
Canto malabar, Fondo de Cultura Económica, ISBN 968-16-2679-6, (1987)
Pasaje de fuego, D.F., Boldó i Climent, México, 2 ed., ISBN 968-6109-16-1, (1987)
Espejo al sol (poemas 1964-1981), Secretaría de Educación Pública, ISBN 968-29-2057-4, (1989)
El diván de Antar, JM, ISBN 968-27-0390-5, (1990)
Jaguar, Ediciones Toledo, México, ISBN 968-6332-24-3, (1991)
Casuarinas (El ala del tigre), UNAM, Coordinación de Humanidades, Dirección General de Publicaciones, ISBN 968-36-2020-5, (1992)
Moira, Gobierno del Estado, Instituto Chiapaneco de Cultura, ISBN 968-6492-87-9, (1993)
Poemas de la India, UNAM, (1993)
Urracas, Editorial Aldus, ISBN 968-6830-45-6, (1995)
De lejos viene, de lejos va llegando, Biblioteca del ISSSTE, ISBN 968-825-350-2, (1999)
Los sueños. Elegías, Conaculta, México, Práctica Mortal, ISBN 970-18-3990-0, (2000)
Poemas escogidos 1965-1999, UNAM, ISBN 968-36-8018-6, (2000)
Ultramar (Letras Mexicanas), Fondo De Cultura Económica USA, ISBN 968-16-6562-7, (2002)
El vino de las cosas: ditirambos, Conaculta, México, ISBN 968-411-588-1, (2004)
La realidad transfigurada en torno a las ideas del joven Nietzsche, UNAM, (1985)
Canto por un equinoccio de Saint John Perse, Cuadernos de Humanidades, UNAM-INBA, (1980)
El himno de las ranas, Lectorum Pubns (Juv), ISBN 968-494-052-1, (1992)
Los Dos Jardines: Mística y erotismo en algunos poetas mexicanos (La centena), Ediciones Sin Nombre, ISBN 970-35-0291-1, (2003)

Su poesía

En lo que se refiere a su poesía, dijo es el vínculo de lo interno con lo externo. En una dirección o en otra, para mí la poesía siempre se extiende entre lo de adentro y lo de afuera, es el camino que va de uno a otro de estos espacios, pero que los une. Lo interno sólo puede expresarse cuando se ve reflejado en lo de afuera —necesita ese lazo—, lo de afuera puede ser un espejo o al revés.
Extracto de Tríptico, 1998

II. Reflejo en una esfera

Desde su centro,
la esfera de una lámpara

invierte las formas,

punto de fuga:

se comban los bordes metálicos,
el contorno de la ventana,
el árbol de la rosa morada

resbalan hacia el vacío.

Noche acumulada en las paredes.
Sin mediar palabras,
hundidos de golpe en esos cálices–
zumos de hierba

en la abrasión oscura,

clima intemperado.

Oh largos besos,

mano que recorre el muslo

como una playa,

el rizo en la ingle–

(oh cuerpo del verano).

Y detenidos en esa floración

como insectos,

los pensamientos.

Al alba el lugar desconocido,

flores moradas.

La lámpara quiebra sus reflejos,
como afuera el sol ya se refracta

sobre las superficies.

Los objetos pasan como un río:
voces que piden ser oídas,

irrumpen en la mente.

Intocada en lo que la desborda,
la conciencia es un espejo:

filo de escama,

aspa que roza un ala en movimiento.

Ellos se dejan
sin volver la vista atrás,
sin preguntarse sus nombres.
Y la zona de nadie,
el entrecielo recorrido en el delirio

inexistente ahora,

ya poblado del tráfago innoble

de la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *