Biografías: Gobernante | Militar | Politico

Utiliza este formulario para buscar biografías

Heriberto Jara

1879-1968

Heriberto Jara Corona (Nogales, Veracruz; 10 de julio de 1879 — Ciudad de México; 17 de abril de 1968) fue un militar y político mexicano, que ocupó entre otros, los cargos de Gobernador de Tabasco, Veracruz y el Distrito Federal y fue el primer Secretario de Marina.

Heriberto Jara

 

Heriberto Jara Corona (Nogales, Veracruz; 10 de julio de 1879 — Ciudad de México; 17 de abril de 1968) fue un militar y político mexicano, que ocupó entre otros, los cargos de Gobernador de Tabasco, Veracruz y el Distrito Federal y fue el primer Secretario de Marina.

Inicios

Heriberto Jara Corona nació en la colonia centro obrera, ahora llamada Emilio Carranza el 10 de julio de 1879 en Nogales (Veracruz), lugar donde las aguas producidas por el deshielo del Pico de Orizaba forman una bella laguna. Sus padres fueron Emilio Jara Andrade y Malia del Carmen Corona Laztre. A los siete años de edad ingresó a la Escuela Modelo de Orizaba, cuando era regida por el maestro alemán Enrique Laubscher. Desde pequeño aprendió a trabajar en manualidades y artesanías textiles con su primo hermano Joaquín Corona Laztre y Flora Romero Márquez. En Pachuca, capital del estado de Hidalgo, Heriberto jara continuó sus estudios en el Instituto Científico y Literario hasta lograr el grado de tenedor de libros, lo que hoy podría ser un contador privado. De regreso a su región de origen, fue contratado en la fábrica de hilados y tejidos de Río Blanco para llevar la contabilidad, lo que le permitió el acceso a la información de las magníficas ganancias que percibían tales empresarios, en contraposión con las difíciles condiciones de trabajo y de vida que padecían los obreros y sus familias. Así, a la edad de dieciocho años le correspondió asumir una posición cuando los operarios de la zona textil efectuaron un movimiento huelguístico que afectó poderosamente a la industria, donde el régimen de Porfirio Díaz reprimió duramente las demandas obreras (1906-1907);Heriberto Jara se adhirió a la causa de los trabajadores y así lo haría en el resto de sus días. Sin embargo, en ese enero de 1907, la represión fue brutal y el joven no tenía mayores posibilidades de actuar. La ocasión para hacerlo se presentó en 1910 al responder al llamado de Francisco I. Madero para destituir a Porfirio Díaz de la presidencia del país. Al estallar la Revolución mexicana se unió a los alzados. Al triunfar Francisco I. Madero en las elecciones, fue electo a su vez Diputado. Una vez que Madero asumió la presidencia de México, en 1911, Jara Corona resultó electo diputado al Congreso de la Unión. Unos meses después fue de los pocos representantes de los estados que se opuso a la destitución del Presidente Madero y del vicepresidente Pino Suárez, ordenada por Victoriano Huerta, y cuando éstos fueron asesinados tuvo que huir al norte del país. Ese año de 1913 participó en el primer reparto de tierras realizado por el general Lucio Blanco en Tamaulipas, a orillas del Río Bravo. Un año más tarde, se sumó a las fuerzas de Venustiano Carranza y se hizo cargo del gobierno de la Ciudad de México por unos cuantos meses, los necesarios para ponerse del lado de los trabajadores tranviarios cuando se lanzaron a un movimiento de huelga. En 1914, regresó a su estado natal y ocupó con sus tropas el puerto de Veracruz a la salida de las tropas intervencionistas norteamericanas. A partir de esas fechas, desempeñó varios cargos públicos en su entidad. Fue segundo de Cándido Aguilar en la toma de Tuxpan y se encargó de imponer los impuestos carrancistas a mexicanos y extranjeros. En la Convención de Aguascalientes estuvo representado por el Coronel Marcelino Murrieta.
Gobernador de Tabasco

En 1916 fue electo Diputado al Congreso Constituyente; al terminar este cargo en 1918, fue enviado por unos meses como gobernador de Tabasco, es sustitución de Luis M. Hernández y con la finalidad de calmar el agitado clima político provocado por la lucha de facciones entre los grupos de revolucionarios tabasqueños, quienes peleaban por la gubernatura del estado. Heriberto Jara, gobernó el estado hasta los primeros meses de 1919 cuando entregó el gobierno a Carlos A. Vidal.
Gobernador de Veracruz

En 1924 fue electo Gobernador de Veracruz, pero no llegó a terminar su periodo por conflictos con el cacique veracruzano Adalberto Tejeda y el Presidente Plutarco Elías Calles. fue Sobrino de Fernando de Jesús Corona y Arpide, importante jurista e íntimo colaborador de Benito Juárez, pero lo más importante, contribuyó a la Independencia de México al heredar los códigos que rigen la Constitución del estado de Veracruz y la Constitución Política Mexicana vigente. El nombre de Fernando de Jesús Corona y Arpide puede sonar desconocido para muchos, pero a este gran personaje, orgullosamente coscomatepecano, se le debe la elaboración de los hoy famosos “Códigos Corona”. “los Códigos Corona sirven para la Constitución del estado de Veracruz y de la mayor parte de los estados, así como de la Constitución Política Mexicana”.
Otros cargos políticos

Aunque entró en conflicto con Calles, nunca se rebeló formalmente, aunque sí permaneció alejado de la política. En 1935 el presidente Lázaro Cárdenas del Río, en el proceso de deshacerse de la influencia de Calles lo designó al cargo clave de Inspector General del Ejército, desde donde evitó cualquier sublevación callista posible; en 1939, por nombramiento del mismo Cárdenas, pasó a ser Presidente del Partido de la Revolución Mexicana, nuevo nombre que se le había dado al antiguo Partido Nacional Revolucionario (hoy PRI) desde donde coordinó la campaña electoral de Manuel Ávila Camacho. Cuando éste tomó posesión de la presidencia, lo designó como el primer Secretario de Marina.

En los años cincuenta, dado su interés por defender los derechos y garantías de los mexicanos, presidió el Comité Nacional por la Paz y fue designado también integrante del Consejo Mundial por la Paz. Murió el 17 de abril de 1968 y dos días después, en cumplimiento de su voluntad, sus cenizas fueron arrojadas sobre las aguas del Golfo de México.
Stadium Jalapeño (1922) – Estadio Xalapeño (1925)

Durante su gestión como gobernador de Veracruz, bajo la dirección del ingeniero Modesto C. Rolland (Baja California Sur, 1881), en el lugar conocido como la “Ciénega de Melgarejo”, se construyó en Xalapa el monumental estadio.

El lugar había sido previamente identificado por William K. Boone, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Xalapa, como un sitio natural para este fin, como lo fueron los estadios y teatros de la antigua Grecia.1

El Stadium Jalapeño fue inaugurado con unos juegos atléticos el 7 de mayo de 1922.2

El monumental Estadio Xalapeño “Heriberto Jara Corona” fue inaugurado el 20 de septiembre de 1925.
Premios y distinciones

En 1959 recibió la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República y en 1951 el Premio Stalin de la Paz entre los pueblos.

Predecesor:
Alfredo Robles Domínguez     Gobernador del Distrito Federal
1914     Sucesor:
Juan Gutiérrez R.
Predecesor:
Luis Hernández Hermosillo     Gobernador de Tabasco
1918 – 1919     Sucesor:
Carlos A. Vidal
Predecesor:
Adalberto Tejeda Olivares     Gobernador de Veracruz
1924 – 1927     Sucesor:
Abel S. Rodríguez
Predecesor:
Cándido Aguilar     Gobernador de Veracruz
1916     Sucesor:
Miguel Aguilar
Predecesor:
Primer titular     Secretario de Marina
1941 – 1946     Sucesor:
Luis F. Schaufelberger
Predecesor:
Luis I. Rodríguez     Presidente del Partido de la Revolución Mexicana
1939 – 1940     Sucesor:
Antonio I. Villalobos
Predecesor:
Antonio Díaz Soto y Gama     Medalla Belisario Domínguez
1959     Sucesor:
Isidro Fabela

Uno de los cargos más significativos de Jara fue el de diputado en el Congreso Constituyente de 1916 a 1917. Allí, junto con otros diputados, impulsó la incorporación de garantías sociales para los mexicanos en los artículos de la Constítución que aún nos rige, específicamente en los artículos referidos a la educación, soberanía nacional y derechos de los trabajadores (3, 27 y 123). Al concluir su participación en este cargo, se trasladó a Cuba como embajador de México en aquella isla caribeña.

A los casi cincuenta años de edad, volvió a México para hacerse cargo del gobierno del estado de Veracruz. En este importante puesto, mantuvo una fuerte disputa con los empresarios extranjeros dueños de las compañías petroleras. La irracional explotación del petróleo, pero más aún, la de los trabajadores que laboraban en los extremos norte y sur del estado veracruzano, le acarrearon también diferencias con el gobierno de Plutarco Elías Calles. A tal problemática se sumó un conflicto con los maestros de la entidad y la situación alcanzó tal magnitud que fue destituido por la Legislatura Local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *