Biografías: Revolucion Mexicana

Utiliza este formulario para buscar biografías

IGNACIO LUIS VALLARTA

1830-1893

Jurista. Nació en Guadalajara, Jalisco. Sus primeros estudios los hizo con el maestro Faustino G. Ceballos; después ingresó al Seminario Conciliar de esa ciudad y luego al Instituto de Ciencias del Estado. Se tituló abogado en la Universidad de Guadalajara en 1854.

IGNACIO LUIS VALLARTA
Jurista. Nació en Guadalajara, Jalisco. Sus primeros estudios los hizo con el maestro Faustino G. Ceballos; después ingresó al Seminario Conciliar de esa ciudad y luego al Instituto de Ciencias del Estado. Se tituló abogado en la Universidad de Guadalajara en 1854.

De estudiante formó parte de la sociedad literaria “La Esperanza”. En septiembre de 1855 fue secretario particular de Santos Degollado, gobernador de Jalisco. Profesor de derecho natural de gentes, de historia y de economía política en Guadalajara. Colaboraba en el periódico La Revolución con otros liberales jaliscienses. Diputado al Congreso Constituyente de 1856, no descolló, salvo por un discurso sobre la abolición de la Compañía de Jesús.

En 1858 fue secretario de su primo, Pedro Ogazón, gobernador de Jalisco. Colaboró en El Boletín del Ejército Federal. En 1861 se le nombró coronel del Batallón “Hidalgo”; nuevamente gobernador Ogazón, Vallarta resultó insaculado, sustituyendo al titular en varias licencias. Al ocurrir la Intervención, se preparó con un grupo de jóvenes para resistirla. En 1862 fue electo diputado federal, pero rehusó al cargo por considerar que no obtuvo la mayoría necesaria. Tampoco quiso ser secretario de Gobernación. Nombrado en 1863 gobernador de Jalisco, no llegó a ocupar el cargo, pues el general Arteaga se negó a entregárselo.

Después marchó a Mazatlán y luego a Baja California; en 1866 a San Francisco, en Estados Unidos. A su regreso acompañó a Juárez desde Zacatecas hasta el triunfo de la República. Abogado próspero, el 27 de junio de 1871 fue electo gobernador de Jalisco. En ese cargo estableció la Escuela de Agricultura, hizo obligatoria la instrucción primaria y ejecutó algunas obras materiales.

La revuelta de La Noria produjo desórdenes en el estado, los que no le permitieron gobernar con normalidad; sin embargo, logró mejorar la hacienda pública. Aunque muy combatida, su administración se consideró positiva, entregando el poder en 1875. Después de su gobierno en Jalisco, pasó a México y se le nombró ministro de Gobernación y durante la primera administración de Porfirio Díaz, ocupa la cartera de Relaciones Exteriores. Después fue electo presidente de la Suprema Corte de Justicia. Desde ese cargo intentó interpretar la Constitución de 1857, dando sus famosos votos que le dieron fama de constitucionalista. Los Votos de Vallarta, tratan puntos de derecho constitucional y se consagraron como uno de los estudios clásicos de la materia.

Fue también orador destacado y escribió sobre temas económicos. Retirado a la vida privada al renunciar en 1882 a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia. Murió en la Ciudad de México.

Fuente: Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México.
Cortesía de Editorial Porrúa Hermanos, S.A. de C.V.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *