Biografías: Revolucion Mexicana

Utiliza este formulario para buscar biografías

JUAN JOSÉ BAZ

1820-1887

Nació en Guadalajara, Jalisco. Hizo sus estudios primarios en las escuelas lancasterianas y en el Seminario Conciliar de México. Desde 1838 se destacó en las filas del partido de Valentín Gómez Farías.

 

JUAN JOSÉ BAZ

 

Nació en Guadalajara, Jalisco. Hizo sus estudios primarios en las escuelas lancasterianas y en el Seminario Conciliar de México. Desde 1838 se destacó en las filas del partido de Valentín Gómez Farías. En 1846 se declaró en contra de los fueros, sostuvo la necesidad de desamortizar los bienes de la iglesia y de establecer la tolerancia de cultos. En dicho año Gómez Farías designó a Baz gobernador del Distrito Federal, a condición de que firmara el decreto del Congreso, que todos rehusaban firmar, y que imponía a la Iglesia con veinte millones de pesos para la defensa del país invadido por los estadounidenses.

En 1847 se distinguió en la defensa de la capital como jefe de Estado Mayor y de la Guardia Nacional. Ocupada la ciudad de México, fue jefe político de Taxco y luego asesor de artillería en Querétaro. En la administración del presidente Mariano Arista fue regidor del Ayuntamiento y, en 1853, Antonio López de Santa Anna le nombró asesor de la comandancia militar, pero fue cesado del cargo por haber dado sentencia adversa a los intereses de familiares del presidente. Además, votó en contra de la permanencia de Santa Anna en el poder, quien le desterró. Salió a Europa en donde permaneció hasta el triunfo del Plan de Ayutla.

Entonces fue consejero del estado de Colima, y nuevamente gobernador del Distrito Federal por designación del general Juan Álvarez, electo presidente. En ese puesto es donde Baz adquiere notoriedad, lo mismo por su energía para limpiar a la capital y sus alrededores de facinerosos, como por la prontitud en acudir a las necesidades del gobierno en la contienda liberal-conservadora.

Empleó en su gestión procedimientos personalísimos: por ejemplo, redujo a prisión al cabildo metropolitano; o bien, como cuando como piqueta demoledora, destruyó parte del Convento de San Francisco para abrir, en una noche, la calle de la Independencia.

Distanciado del general Ignacio Comonfort, renunció como gobernador, y participó en el Congreso Constituyente de 1856-1857. Sorteó difíciles situaciones políticas, escapó de México y se unió al ejército de los estados coligados; fue derrotado en la Batalla de Salamanca.

Enfermo, regresó a la capital mexicana y el presidente Zuloaga le redujo a prisión, de la que escapó para dirigirse a Morelia, en donde fundó y redactó el famoso periódico La Bandera Roja. Fue, de nuevo, gobernador del Distrito Federal poco antes de que éste fuera ocupado por las fuerzas francesas. Radicado en Nueva York, formó parte de la junta de auxilios para la defensa del país en contra de la intervención francesa.

Su actividad le llevó a organizar una expedición que naufragó ante las costas de la Florida. Se dirigió entonces a Matamoros, y atravesando el territorio mexicano, se unió al general Porfirio Díaz con el cual combatió los sitios de Puebla y México. Ocupó otra vez la gubernatura del Distrito Federal; abrió nuevas calles, como la del Cinco de Mayo y varias escuelas.

Fundó, entre otros establecimientos públicos, el asilo llamado Tecpan de Santiago. Fue ministro de Gobernación en 1876, y ocupaba un escaño en el Congreso cuando murió en la Ciudad de México.

Fuente: Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México
Cortesía de Editorial Porrúa Hermanos, S.A. de C.V.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *