Sección: Cultura General | Para Saber Mas

5 de febrero Día de la Constitución

A principios del siglo XX una revolución de corte social sacudió al país, de la cual salió triunfante un grupo liberal que estuvo entre los que votaron el 5 de febrero de 1917 una nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y formó en marzo de 1929, el Partido Nacional Revolucionario.
Este partido político fue el antecedente del Partido Revolucionario Institucional PRI y los presidentes emanados de ese partido gobernaron por más de setenta años.
La constitución vigente de los Estados Unidos Mexicanos (México) regula el régimen básico de los derechos y libertades de los habitantes de ese país, así como los poderes e instituciones del Estado.

Venustiano CarranzaEsta constitución deriva de la Revolución Mexicana y fue promulgada el 5 de febrero de 1917 en la ciudad de Querétaro. También se le conoce como Constitución de 1917.

Dentro de los antecedentes de esta constitución destacan los siguientes: Acta constitutiva de la Federación y la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, de 1824, Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, de 1857.

Asimismo, sirvieron de antecedentes a la vigente constitución mexicana las siguientes normas: Las Siete Leyes Constitucionales, de 1835-1836, Bases orgánicas de la República Mexicana de 1843, Acta constitutiva y de Reformas, de 1847.

En esta constitución quedaron contenidos muchas de las ideas que motivaron a la Revolución Mexicana, destacando un marcado contenido social y de fortalecimiento al Estado.

La vigente constitución mexicana esta conformada por dos partes: la dogmática y la orgánica. En la primera, quedan consignadas las garantías individuales, además se reconocen derechos sociales, como el de huelga y el de organización de los trabajadores, el derecho a la educación, así también la libertad de culto, la enseñanza laica y gratuita, la jornada de trabajo máxima de 8 horas y se reconocieron como fundamentales la libertades de expresión y la asociación de los trabajadores.

La parte orgánica configura a los poderes y el funcionamiento fundamental de las instituciones del Estado. En ella se establece que la forma de gobierno mexicano es republicano, representativo, demócrata y federal; se determinan la división de poderes en ejecutivo, judicial y legislativo; se prohíbe la reelección; se suprime la vicepresidencia; crea al municipio libre y estableció una reforma agraria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *