Sección: Información Oficial 15 mayo 2014 05:10 am

ICED presenta a Armando Merino rindiendo tributo a Ricardo Castro

Continúan las actividades enmarcadas en el 150 aniversario del natalicio del compositor mexicano más importante del siglo XIX

14 Mayo Armando Merino

A propósito del 150 aniversario del natalicio de Ricardo Castro (1864-1907), el pianista Armando Merino ofrecerá mañana viernes 16 de mayo un concierto en el Teatro Victoria a las 20:00 Hrs, por invitación del Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED).
La presentación “Belle époque”, enmarcada dentro del ciclo “Conciertos de Bellas Artes”, incluirá la interpretación de piezas que hace aproximadamente un siglo no se han interpretado; “la última persona que las tocó fue el mismo maestro”, detalló Merino.
El pianista mencionó que en 2007, cuando se conmemoraron los 100 años de la muerte del compositor, inició un trabajo de investigación, a fin de rescatar la veta de sus 22 valses, los cuales grabó en el disco “Capricho, los valses completos de Ricardo Castro”.
“A partir de entonces quedé muy ligado a su música y, ahora que se celebran los 150 años de su natalicio, me di a la tarea no solo de interpretar cinco de sus valses, sino también de hurgar en las colecciones particulares y las bibliotecas para hallar música que llevaba más de un siglo de no ser tocada”, refirió Merino, de acuerdo con declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).
Agregó que durante el concierto dará cabida a los numerosos géneros que cultivó Castro. “Tocaré, también, una mazurca, una romanza y ocho improvisaciones”, apuntó.
Sobre Castro, dijo que fue un joven muy brillante que estudió en el Conservatorio Nacional de Música, pero la mayor parte de su carrera como compositor y pianista fue autodidacta, lo cual lo obligó a que, con ayuda de su intuición y su gran talento, aprendiera de las obras de otros compositores que venían a México.
“Su música está inscrita en el pianismo moderno. Él escribió a la altura de su tiempo, pero sobre todo es un pintor de su tiempo. Lo que nosotros vemos, y por lo que invito al público a este concierto, es la fotografía que ofrece Castro de la moderna sociedad mexicana de finales del siglo XIX y principios del XX.
“A través de su música se puede ver en plenitud el periodo que se vivió en el porfiriato: una época de paz, sí enmarcada por un siglo convulso de levantamientos armados e inestabilidad política, pero caracterizados por una tendencia a la civilidad, al refinamiento, las buenas maneras, la calma y, sobre todo, la cortesía, que se ha perdido en nuestra sociedad”, expuso.
Finalmente, Merino consideró: “Ricardo Castro es el compositor mexicano más importante del siglo XIX y, además, es el primer concertista mexicano. El primer concierto para piano y orquesta, así como el primer concierto para violonchelo y orquesta, en México y Latinoamérica, los escribió él”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *