Sección: Información Oficial 18 Julio 2014 07:52 am

Un perro muy divertido ataca Durango

ICED presentó el monólogo Argentino “Perro que habla”.

perro divertido

Un niño ve pasar la vida bajo su ventana y reflexiona sobre su familia y la vida de la ciudad que transcurre frente a sus ojos. La obra, tan simple como divertida, es de un dramaturgo brasileño radicado en Argentina, que escribe en un excelente castellano: Leo Mendoca. Esta magnífica obra traída a Nuestra tierra por el Instituto de Cultura del Estado de Durango,  como parte del programa del Festival Internacional de Monólogos 2014, teatro a una sola voz.
Entre la infancia y la pubertad, un niño dispara con crudeza sus verdades, sus fantasías secretas, su enfoque sobre un mundo cercano que le es ajeno, en el que no logra sentirse integrado y querido. De su fluir mental, que aflora en una escenografía dibujada en la cabeza del chico, va tomando forma poética todo un cuadro de situación familiar, social, político que puede ser reconocido netamente por el público. La obra propone un acercamiento comprensivo y tierno –sazonado con un particular humor negro- a los descubrimientos en torno a la identidad sexual, a la inconfortable soledad y la rebeldía confusa de la pre adolescencia, al cinismo como una forma de autodefensa. Rara vez el teatro se ha acercado con tanto desprejuicio y oído afinado a esa edad de tránsito entre la niñez y la adultez. Quizás la originalidad, el atractivo y cierta extrañeza del tratamiento textual y escénico de Perro que fuma se deban, en parte, a que su auto es un escritor brasilero que ha proseguido su formación en Buenos Aires, y también a que el inquietante niño de maras es interpretado por una actriz.
Esa actriz, se llama Manuela Fernández Vivian y Durante los 50 minutos que dura el espectáculo no dejo de sacar carcajadas a los presentes con su actuación, su tono de voz, expresiones y gesticulaciones fueron un completo agasajo. Fernández Vivian da vida maravillosa y convincentemente  a ese peculiar niño que ha hecho pensar todos que es sordomudo  y cuyo único placer en la vida es el pollo con papas. Tanto el texto, la actuación como la escenografía resultan más que adecuados  para la historia, dejando a los Duranguenses encantados.
La obra es  tan divertida como dura, las observaciones del niño, sarcásticas con un vocabulario (que podría caer en lo vulgar si el texto y la actuación no fuera tan bueno), evocan reflexiones que muchos podrán pensar acerca del sentido de  la vida, la  familia y el trabajo.

Un Comentario

  1. 19 Febrero 2016 10:43 am

    Estimado Gilberto:El recital fue elcnxeete. Frank Levy es un artista cuya capacidad para comunicar es notable, de gran capacidad para dar matices, evidenciando el profundo estudio de las piezas que interpreta. Demostrf3 esta capacidad en los Impromptus de Schubert. Estoy acostumbrado a las toses y falta de atencif3n del pfablico del Municipal cuando hay partes lentas. Sin embargo pude apreciar cf3mo logrf3 cautivarlo, haciendo incluso que cesaran las toses en ciertos pasajes.En Liszt, mostrf3 que virtuosedsticamente no tiene que envidiar a nadie y cf3mo el compositor es mucho, pero mucho me1s que un autor de piezas de dificultad pinaedstica. Por eso, la sensacif3n de inmensidad que transmite el Valle de Obermann y la de trascendencia de la Sonata en Si menor, me llegaron y me hicieron comprender que este1bamos ante un artista completo, de sobresalientes me9ritos.Sus encores Brahms y Bach, fueron de una extraordinaria delicadeza. No pude asistir en esta temporada 2011 de Grandes Pianistas, al recital de Bruno Gelber. Debo decir que de los deme1s inte9rpretes, Frank Levy es el que me1s me ha gustado.A tal punto, que asisted a la clase magistral que dif3 al deda siguiente para 6 jf3venes pianistas chilenos. Destinf3 generosamente 3 horas a ello y la gueda que aportf3 a los alumnos me confirmaron su gran categoreda artedstica y humana.Ojale1 que lo volvamos a ver en Santiago.Atentamente,Fernando Gonze1lez Las piezas Schubert-Liszt fueron una revelacif3n para med, al constatar una vez me1s la pasif3n y el drama que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *