Sección: Casos Cosas y Curiosidades 21 mayo 2016 09:00 pm

Los arácnidos más raros del mundo

Es muy probable que cuando pensemos en los arácnidos nos vengan rápidamente a la mente los más populares y llamativos de estos artrópodos que tantas fobias y pasiones levantan: las arañas. Pero si vamos un poco más allá, seguramente sean los escorpiones las segundas criaturas en las que pensemos, tan popularizados en las películas y demonizados injustamente por su veneno.

Muchas personas muy probablemente también pensarían en los ácaros, esos animalillos poco agraciados que nos provocan alergias o succionan la sangre de nuestras mascotas, aunque la mayoría son totalmente inofensivos. Pero más allá de esos tres grupos, el mundo de estos seres se nos presenta mucho más misterioso y secreto. A continuación te voy a presentar algunos de algunos de los arácnidos más extraños que existen

Los pseudoescorpiones

Pseudoescorpion

Estos curiosos animalillos son muy parecidos a los escorpiones, pero carecen de la “cola” que distingue a estos últimos y por supuesto, también del temido aguijón, de ahí su nombre de pseudoescorpiones que significa “falsos escorpiones”. Son extremadamente pequeños, siendo muy raro que superen los 8 mm de talla y son poco abundantes, de ahí su rareza. Pueden encontrarse bajo la corteza de los árboles, en grietas en las rocas e incluso hay algunas especies que habitan la zona intermareal. Una curiosidad, estos arácnidos pueden emplear a las abejas y hormigas como medio de transporte para recorrer largas distancias. Sigamos con los uropigios…

Los uropigios

Uropigios

Estos arácnidos extraños son frecuentes en regiones tropicales y subtropicales, donde se pueden encontrar bajo la hojarasca o bajo piedras, siempre en sitios húmedos. En zonas más secas suelen realizar sus actividades por la noche. También son conocidos como vinagrillos ya que como mecanismo de defensa expulsan un desagradable líquido con olor a vinagre por sus glándulas anales. Son unos fieros cazadores de insectos y pueden alcanzar los 8 cm de largo. ¿Serán tan raros como los opiliones? Sigamos viéndolo para comprobarlo…

Los opiliones

Opileones

Estos simpáticos arácnidos son los más parecidos a las arañas, aunque a diferencia de estas no poseen el cuerpo dividido en apariencia en cefalotórax y abdomen, por lo que son como un pequeño y gracioso globo con patas. Viven ocultos en grietas y bajo las rocas en los bosques y pueden alimentarse de hongos y otros vegetales, aunque muchas especies son depredadoras. Sus patas suelen ser extremadamente largas y frágiles, pueden encontrarse en grandes grupos y son absolutamente inofensivos, al igual que los siguientes arácnidos

Los amblipigios

Ambipligios

Debido a su impresionante aspecto, estas criaturas suelen causar temor en las personas que se los encuentran en los sótanos, armarios poco usados o demás sitios oscuros y húmedos de los hogares, aunque en realidad son inofensivos y carecen de veneno. En la naturaleza suelen habitar en cuevas y oquedades de árboles vivos o muertos. Presentan un primer par de patas muy largas y táctiles que les sirven para localizar y capturar a sus presas con rápidos movimientos imposibles de seguir a la vista. Suelen hacerse los muertos cuando son capturados, pero al primer descuido desaparecen en un segundo sin dejar rastro alguno.

Los ricinúlidos

Ricinulidos

Estos se encuentran entre los más arácnidos más raros y escasos de los invertebrados del planeta. No superan los 10 mm de largo y pueden encontrarse en bosques muy húmedos y cuevas, sobre todo de Sudamérica y África occidental. Estos arácnidos carecen de ojos y tienen como característica curiosa la presencia de una “capucha” en la cabeza que puede subir y bajar a conveniencia, cubriendo la boca y los quelíceros. La ciencia conoce muy poco aún de estos pequeños y extraños seres.

Estos son sólo algunos de los arácnidos más sorprendentes del mundo. Son verdaderas rarezas de la naturaleza, ¿verdad?

Fuente Batanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *