Sección: De Todo un Poco 6 noviembre 2016 04:00 pm

Siete geniales trucos de fotografía realizados con objetos cotidianos

Si quieres darle un aire nuevo y original a tus fotos no hace falta que te gastes una fortuna en accesorios. Con un poco de técnica y un puñado de objetos cotidianos podemos simular efectos sorprendentes. Este vídeo de Cooph explica como.

1) La funda de neopreno

neopreno

Más que un truco de imagen, este es un truco de mantenimiento. Las fundas de neopreno que se utilizan para mantener más frescas las latas o botellines de cerveza son perfectas para proteger nuestras valiosas lentes. Al ser flexibles se adaptan perfectamente al objetivo, y son fáciles de encontrar
2) Una baldosa negra

balkosa-negra

También vale blanca. Se utiliza con un fondo del mismo tono, y es perfecta para sacar el reflejo típico de las fotografías de producto. Si ajustamos la exposición a un tiempo más largo podemos incluso realizar nuestros propios fondos pasando patrones de luz con una tableta.

3) Una bola de cristal

bola-de-cristal

Si encontráis una bola de cristal por casa, es muy útil para hacer tomas creativas sacando las fotos a través de ella. Al darle la vuelta a la imagen se logran, además, efectos sorprendentes.
4) Aerosol y un encendedor

aerosol-y-encendedor

Nada como unas llamas para dar nueva vida a un retrato (En la imagen, las llamas provienen de un lateral gracias al trabajo de un ayudante). Huelga decir que tengáis el máximo cuidado al manipular sustancias inflamables. Los aerosoles no están pensados para este uso y pueden causar serios daños.
5) Una media y una goma

media-y-goma

Poniendo una media de mujer sobre el objetivo sujeta con una goma lograremos dar a las fotos un interesante efecto de quemado. También desenfoca sutilmente la fotografía.
6) Un espejo

espejo

Si trabajamos en un día soleado, un espejo reflejando el sol es una manera distinta de dar a nuestras fotos una iluminación creativa y muy enfocada en un punto. Útil también para crear sombras.
7) Un tubo fluorescente circular

tubo-fluorescente

Adecuadamente sostenido, permite dar una iluminación casi profesional a una foto. Tan solo hay que hacer un poco de bricolaje para conectarlo a un cable lo bastante largo. Este es el último truco. A continuación, el vídeo con todos ellos, en inglés.


Por Carlos Zahumenszky

Fuente es.gizmodo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *