Sección: Cultura General 5 mayo 2017 04:00 pm

¿Por qué celebran el 5 de mayo en Estados Unidos?

Desde pequeños nos inculcan la historia de México, para que la contemplemos, para que idolatremos a los héroes en batalla y que lucharon por la justicia y el territorio nacional, los que pelearon por su gente y por México. El 5 de mayo de 1862, está marcado en la historia de nuestro país, como una de las más grandes hazañas realizadas por el pueblo mexicano. La batalla de Puebla.
Ignacio Zaragoza, Porfirio Díaz y los zacapoaxtlas, combatieron ferozmente en los Fuertes de Loreto y Guadalupe. Esa parte de nuestra historia, como muchas otras de la misma, nos enorgullece en demasía e incluso, elevan nuestros deseos de saber no únicamente lo que nos exponen los libros de texto.

Sin embargo, en los últimos años esta tradición de festejo que tenemos los mexicanos en territorio nacional, parece haber traspasado fronteras, particularmente en nuestro vecino país del norte, Estados Unidos.
Pareciera increíble que en los últimos lustros, sean invitados a la Casa Blanca grandes figuras del espectáculo para celebrar el 5 de mayo. Además en diferentes entidades de Norteamérica se hacen espacios para conmemorar dicho día. Solamente el 4 de julio es la única fecha que se festeja más en Estados Unidos.
Se preguntarán ¿Por qué se celebra en ese país la batalla de Puebla? y ¿Por qué razón no festejar entonces, la Revolución o Independencia de México?
Existen  dos vertientes por las que la historia de nuestro país, pudo haber influido de manera tal, que la misma esté arraigada por los estadounidenses.

La primera causa es que -sin querer-, tras dicho enfrentamiento de mexicanos y franceses, el territorio azteca pudo haber defendido la soberanía de Estados Unidos. Norteamérica en ese entonces cargaba con la Guerra Civil, con lo que a sapiencia de Francia de dicha situación, aprovecharon las deudas que tenía el gobierno mexicano con los franceses para hacer una declaración de guerra a nuestro país, y así, encontrar un sitio de asalto privilegiado contra Estados Unidos.
El enfrentamiento del 5 de mayo, sirvió para retrasar el avance de las tropas francesas, de lo contrario, las mismas hubieran encontrado un camino fácil y limpio para llegar a Norteamérica.
El ejército de Napoleón III llegó a territorio poblano en mayo de 1862, por lo que la batalla del día 5, retrasó la operación militar de Francia por varios meses. A pesar de que la batalla contra los zacapoaxtlas fue ganada por los mismos, finalmente Francia venció en su intervención a nuestro país. Pero afortunadamente para Estados Unidos –y México-, durante este tiempo perdido por la milicia de Francia, Abraham Lincoln aprovechó para capturar con golpe de autoritarismo a Richmond, capital de Estados Confederados y así avanzó para el triunfo de la Guerra de Secesión.

En 1865, una Norteamérica reestructurada, emitió una orden al gobierno de Francia para retirarse de territorio mexicano, argumentando haber violado la Doctrina Monroe, la cual estaba dirigida principalmente a las potencias europeas la cual dictaba “América para los americanos” y que Estados Unidos, no toleraría ninguna intromisión o interferencia en nuestro continente. El comunicado enviado por Lincoln a Francia, decía que de no respetar dicha doctrina, Norteamérica atacaría a los franceses.
Una vez que Estados Unidos ganó la guerra de secesión, proveyó al entonces Presidente de México, Benito Juárez, con armas y con ello, las guerrillas comenzaron a producir frutos y derrotas para los franceses. Así el vecino del norte y nuestro país de manera no intencional, se ayudaron aquella ocasión.
Además de lo anterior, los latinoamericanos residentes de Estados Unidos, conocieron de la heroica resistencia al embate francés del 5 de mayo por parte de Ignacio Zaragoza, quien había nacido en el estado de Texas.
Entonces, a pesar de que muchos festejan –tanto latinos como norteamericanos- y de no saber en su mayoría lo que conmemoran, -pues muchos dicen que celebran la independencia de México-, la batalla de Puebla desencadenó los factores para que Estados Unidos, nuestro país y latinoamericanos se congratularán de un ejército americano que había derrotado a uno europeo.
Miguel Omendi

Fuente www.imagenradio.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *