Sección: Cultura General 10 octubre 2017 04:00 pm

¿Cómo se ha movido el peso en las rondas del TLCAN?


Si hay un factor que puede reparar en los movimientos del mercado es la incertidumbre. Esta semana las dudas pueden irrumpir ante la celebración de la cuarta ronda de renegociación del TLCAN entre México, Estados Unidos y Canadá, que comenzará mañana hasta el domingo. Una reunión en la que tendría que existir un adelanto de acuerdo “para lograr la meta de que la renegociación culmine a principios del próximo año”, indica Miriam Acuña, Economista Senior de GBM Grupo Bursátil Mexicano.
En los tres encuentros anteriores, el peso mexicano se ha depreciado de media un 0.7%. De hecho, el signo positivo se instaló tan solo en el balance del primer encuentro, del 16 al 20 de agosto. En ese periodo, la divisa mexicana consiguió un alza del 0.6%, y cerró las negociaciones en el nivel de los 17.71 pesos. En esta ronda, el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, había suavizado la posición de su país luego de que el líder de la Casa Blanca amenazara con imponer un impuesto unilateral a las importaciones de origen mexicano. En esa ocasión los tres países externaron sus preocupaciones e inconformidades en torno al TLCAN, que concluyó sin contratiempos.
La segunda ronda de negociaciones tuvo como escenario la Ciudad de México y tras cinco días de hermetismo, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía del país anfitrión, reafirmó el compromiso de “una negociación acelerada e integral, con el objeto compartido de concluir el proceso hacia final de este año. La conclusión exitosa de estas negociaciones actualizará al TLCAN a través de nuevas reglas que generarán importantes oportunidades económicas para la región, fomentando el crecimiento en beneficio de los tres países”. La calma se mantuvo entonces y la divisa mexicana cayó un tímido 0.09% en este periodo.
Sin embargo, el nerviosismo se elevó en la tercera reunión de la mano de Estados Unidos y Canadá, pues en plenas conversaciones, Washington impuso un arancel de 22% al fabricante canadiense de aviones Bombardier. Esto llevó al dólar canadiense al nivel más bajo del mes de septiembre, tras dejarse un 1.11%. Pero la tensión también se trasladó al peso, de hecho ha sido la negociación que, hasta ahora, más ha pegado a la moneda. La divisa mexicana cedió todos los días y el balance se saldó con una caída del 2.6%, hasta los 18.2 pesos. Mientras, se consiguió un avance satisfactorio en tema como las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes).
A este evento se unieron durante esos días otros aspectos que pasaron factura al peso, como un aumento de las expectativas de un incremento en la tasa de referencia en diciembre por parte de la Reserva Federal y la propuesta fiscal presentada por la administración de Donald Trump. “Si la reforma propuesta es aprobada, la inversión extranjera directa de México podría verse mermada. Incluso con las ventajas que representan los costos laborales nacionales, la falta de competitividad fiscal podría disminuir las inversiones del país. Además, la propuesta también llegaría a implicar una mayor volatilidad en el peso hacia adelante”, señala Miriam Acuña.
El peso llega a la cuarta negociación en niveles mínimos de cuatro meses. Los temas clave en la relación comercial esperan para ser abordados en este encuentro. “Es factible que en la cuarta ronda de la renegociación del TLCAN, finalmente Estados Unidos presente propuestas concretas en algunos de sus temas más álgidos, en particular sobre la regla de origen del sector automotriz. De ser el caso, la volatilidad en el mercado cambiario mexicano se intensificaría, con sesgo hacia la depreciación”, comparte CI Banco en un análisis del mercado. Los analistas ven al tipo de cambio en 18.87 pesos por dólar, su promedio móvil de 200 días. Es decir, en el corto plazo podría fluctuar entre 18.40 y 18.90 pesos por dólar en operaciones interbancarias.
Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base, explica que “a diferencia de las primeras tres rondas, en la cuarta, el comentario de que se “está avanzando” no será suficiente para mantener en calma a los participantes del mercado cambiario. De no darse a conocer avances específicos en los temas de reglas de origen, manufactura del sector automotriz y el mercado laboral, es probable que el peso pierda terreno frente al dólar”. Según la experta “si las negociaciones del TLCAN van bien creemos que el tipo de cambio cerrará en los 18 pesos por dólar. Por el contrario si la renegociación tiene una conclusión desfavorable, el tipo de cambio podría subir instantáneamente a 19.00 pesos por dólar y culminar el año por arriba de los 19.50 pesos por dólar”.

Fuente http://www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *