Sección: Casos Cosas y Curiosidades 4 noviembre 2017 04:00 pm

Condicionamiento Clásico: Definición, Conceptos y Autores

Pavlov introdujo el concepto de condicionamiento clásico para explicar sus investigaciones con animales. El experimento que toma como referencia es el de la salivación condicionada en perros.
Si se presentan al mismo tiempo que la comida otros estímulos neutros para la salivación (un sonido), después de unos cuanto emparejamientos entre la comida y el sonido, bastaba la presentación de este estímulo para producir la salivación, aún en ausencia de alimento.
Este fenómeno fue denominado como reflejo condicionado. Todo esto forma las bases del condicionamiento clásico.

Conceptos básicos
Estímulo Incondicionado
Un estímulo incondicionado (EI) es cualquier estímulo que origina una respuesta no condicionada. Se trata de una respuesta no aprendida, que se genera manera regular y medible, debida a una conexión nerviosa innata del organismo.
Este tipo de estímulos provoca siempre una respuesta natural de tipo reflejo, sobre la que el individuo no tiene control. Siempre es predecible.
El estímulo incondicionado del experimento de Pavlov es la comida.
Respuesta Incondicionada
Una respuesta incondicionada (RI) es la respuesta que se produce de forma natural, esto es, no aprendida, ante un EI.
La respuesta incondicionada en el experimento de Pavlov es la salivación.

Estímulo Condicionado
Un estímulo condicionado (EC) es el estímulo, originalmente neutro, que provoca una respuesta no asociada de forma natural con dicho estímulo y que antes del condicionamiento no produce esa respuesta.
Solo mediante el emparejamiento entre el EI y el EC después de algunas presentaciones adquiere la capacidad de que se provoque la respuesta.
El estímulo condicionado en el experimento de Pavlov es el sonido.
Respuesta Condicionada
La respuesta condicionada (RC) es la respuesta que se asocia con un estímulo que, de no haberse producido el emparejamiento EI-EC, no tendría lugar. Es una respuesta aprendida.
La respuesta condicionada en el experimento de Pavlov es la salivación que se produce ante la presencia del sonido.

Proceso del Condicionamiento Clásico
El condicionamiento clásico es un proceso de aprendizaje en el que un estímulo neutro se asocia con un EI que provoca una determina respuesta hasta que la sola presencia del estímulo neutro desencadena una respuesta análoga a la que origina el EI.
En este proceso podemos distinguir tres fases:
1) Un sonido es un estímulo neutro (EN) para producir una respuesta de salivación. Inicialmente, este estímulo produce una respuesta de orientación (RO). Por el contrario, un trozo de carne provoca una respuesta de salivación (RI)
2) Se asocia el EN o EC con el EI, originándose la RI
3) Basta con la presentación del EC para que se produzca la salivación, que ahora es una RC
Procedimiento del Condicionamiento Clásico

Variables del Condicionamiento Clásico
Contigüidad
La variable fundamental es la contigüidad temporal del EN y del EI. El condicionamiento se produce con mayor facilidad con el condicionamiento de demora. También es posible cuando ambos estímulos se presentan simultáneamente.
Por el contrario, resulta difícil con el condicionamiento hacia atrás. Por otra parte, no todos los investigadores coinciden en cuál es el intervalo EC-EI óptimo.
La eficacia del intervalo varía en función de las respuestas que se quieren conseguir y en función de los sujetos.
Repetición
No es normal que con una sola presentación o emparejamiento entre el EC y el EI se establezca una RC, aunque a veces sea posible.
El número de repeticiones de los emparejamientos depende de distintas variables:
De la respuesta que se quiere condicionar
Depende de la fuerza o intensidad de los estímulos
De los sujetos
Intensidad de la Respuesta Incondicionada
Si la RI es intensa, la RC se consigue con mayor facilidad y tiene más fuerza.
Intensidad del Estímulo Condicionado
Si el Estímulo Neutro es muy débil, es difícil conseguir el condicionamiento. Un EC más intenso provoca una RC más fuerte.

Domjan y Burkhard señalan que el aumento de intensidad del EC puede estar relacionado con la novedad del mismo. Los estímulos de alta intensidad pueden ser más novedosos que los de baja intensidad
Inhibición Externa
Hace referencia a la presencia de estímulos ajenos al condicionamiento y que son capaces de provocar otra respuesta en el sujeto.
Así, si en el momento de presentar un EC aparece también algún otro estímulo, el efecto del condicionamiento se debilita. El resultado más frecuente es precisamente la disminución de la intensidad de la RC.

Principios o leyes del Condicionamiento Clásico
Adquisición
La adquisición de una RC es función del emparejamiento del EC con el EI y del número de repeticiones que se realicen.
El curso de adquisición de una Respuesta Condicionada se puede observar mediante las siguientes medidas:
Latencia: Se refiere a la rapidez con que aparece la RC cuando se presenta el EC.
Magnitud de la Respuesta Condicionada: Es la fuerza o amplitud de la respuesta.
Probabilidad de que surja RC cuando se presenta el EC.
Resistencia a la extinción: Es el número de ensayos necesarios para eliminar una respuesta ya adquirida.
Extinción y Recuperación Espontanea
La extinción es el principio más importante descubierto por Pavlov: si sistemáticamente se presenta el EC sin ser seguido del EI, la RC empieza a decrecer hasta desaparecer.
Sin embargo, una respuesta que se ha extinguido puede, tras cierto tiempo de descanso, reaparecer de nuevo. Este fenómeno es el de recuperación espontánea y sugiere que no hay una extinción total de la RC.
Por eso Pavlov explicaba la extinción en función de la inhibición externa, que sería la responsable de la extinción temporal de la RC.
La RC no desaparece por dejar de practicarla o por el paso del tiempo. Es necesario acudir a la extinción activa, esto es, a presentar repetidamente el EC sin el consiguiente emparejamiento con el EI.
Generalización
Pavlov encontró que una vez que se ha adquirido una RC, ésta no se limita a aparecer sólo ante el EC utilizado en el proceso de condicionamiento, sino que se extiende a otros estímulos parecidos.
Como ejemplo tenemos el experimento realizado por Watson y Rayner con Albert. Este principio debe ser considerado útil a la vez que perjudicial.


Útil en tanto que al generalizar, reduce las situaciones de aprendizaje, es decir, lo acelera.
De no ser así, tendríamos que ser condicionados a cientos de estímulos. Y perjudicial porque, al generalizar, a veces nos lleva a errores.
Las respuestas erróneas que se producen en función de la generalización pueden ser eliminadas por el principio de extinción.
Pero, al mismo tiempo, la respuesta al estímulo deseado ha de ser consolidada proporcionando el EI, pues la extinción de una respuesta a un estímulo también se generalizará, y desaparecerá también la respuesta deseada junto con las no deseadas.
Discriminación o Diferenciación
Opuesto al principio de generalización. A medida que el condicionamiento se consolida, se van discriminando, con mayor precisión, los EC a los que se debe responder.
Al principio Pavlov pensaba que la discriminación podría establecerse de manera espontánea por la mera repetición del EC acompañado del EI.
Pero con esto lo único que se consigue es fortalecer la consolidación de la RC, sin evitar la generalización.
El único procedimiento válido para conseguir la discriminación es el contraste. Esto consiste en presentar el EC que se quiere consolidar seguido del EI y presentar los estímulos que se quieren neutralizar sin el EI.
Aplicación del Condicionamiento Clásico a la enseñanza
La primera aplicación de Watson del condicionamiento humano la orientó a descubrir cuáles eran las emociones básicas humanas y cómo, mediante el condicionamiento, se llegaba a desarrollar la vida emocional compleja de los adultos.
El condicionamiento le sirve para explicar las emociones, la formación de hábitos, el lenguaje, el pensamiento y la personalidad.
En este sentido, la personalidad la concibe como la suma de todas las actividades que puede ser descubiertas mediante la observación de la conducta.
El aprendizaje por condicionamiento clásico se da es toda la escala del mundo animal. También los hombres, aprenden a asociar experiencias desagradables con los estímulos neutrales que los acompañan. Desde ese momento esos estímulos adquieren la naturaleza de EC que, al presentarse de nuevo, nos hacen esperar experiencias semejantes.
En otras ocasiones, por el contrario, los estímulos se asocian con experiencias agradables. En la vida ordinaria, muchos estímulos pueden adquirir el carácter de EC si se asocian con EI adecuados.
Una parte importante de nuestra conducta afectiva se aprende de esta manera. Es en este aspecto de la conducta humana, la conducta emocional, donde mayor aplicación encuentra.
Mowrer concluye que sólo resultan condicionadas las respuestas emotivas, que son de dos tipos: sentirse mal o sentirse bien.
Los profesores, aunque no se lo propongan, están condicionando a sus alumnos para que se sientan bien o mal en clase.
Un alumno que ha sido condicionado a tener miedo a una materia puede generalizarlo a otras incidiendo negativamente en su aprendizaje.
Woolfolk dice que los hallazgos de Pavlov y de quienes se han ocupado del condicionamiento clásico tienen dos implicaciones para los profesores.
1. En primer lugar, es posible que muchas de nuestras respuestas emocionales a diferentes situaciones hayan sido aprendidas a través del Condicionamiento Clásico
2. En segundo lugar, se ha puesto de manifiesto que los procedimientos basados en el condicionamiento clásico pueden servir para ayudar a los alumnos a sentirse menos temerosos y angustiados ante situaciones que consideran amenazadoras, como hablar en público o ante un examen
Ante estos hechos, el profesor puede tratar de que sus alumnos tengan la oportunidad de asociar estímulos positivos con sus experiencias en el aula y puede hacer uso del principio de la extinción para eliminar las respuestas no deseadas.
Para ello, debe provocar que el alumno se coloque en la situación problemática y asegurarse de que no se producirá ningún efecto negativo.
A veces puede hacerse uso de la extinción gradual. Esto consiste en colocar al alumno en situaciones semejantes, pero más sencillas. De esta manera se aproximará progresivamente a la situación real que se quiere vencer.
por Isidro Migallón

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *