Sección: Casos Cosas y Curiosidades 23 noviembre 2017 06:00 pm

Ganar en los juegos de azar: ¿Suerte o Psicología?

Muchas personas tienden a pensar que el juego, por definición, conlleva pérdidas a quien lo practica. Lo cierto es que, aun siendo verdad que se tiene que practicar de forma responsable, existen motivos estructurales por los que es perfectamente posible ganar dinero a largo plazo jugando en un casino.
En este artículo, explicamos los motivos por los que es posible ganar dinero en el casino y las formas más habituales de hacerlo.
Racionalidad y perseverancia
Curiosamente, existe la idea de que los jugadores de casino son personas impulsivas por definición, y nada más lejos de la realidad. De hecho, si bien es cierto que la adrenalina del juego es un factor que está ahí, también lo es que muchas personas lo experimentan como una forma más de ganar dinero. Por este motivo, conviene desterrar determinados mitos.
La historia de los sistemistas de casino es antigua y muy conocida. Básicamente, responde a personas con una inteligencia lógico-matemática muy desarrollada que, además, son capaces de ser disciplinadas. Al fin y al cabo, las mayores pérdidas en el juego se deben a impulsos, no tanto a que una jugada pueda ser mejor o peor. El sistemista aplica unos conocimientos previos y, mediante la recopilación de datos, realiza determinadas jugadas.
Otra especie existente, que también responde a personas muy racionales, es el del jugador que se basa en probabilidades. Hoy en día, la inteligencia artificial está muy avanzada y es relativamente sencillo conseguir a través de la red programas que realicen tratamientos de datos para proponer las mejores jugadas. Eso sí, y volvemos a lo mismo, para esto es necesario que una persona sea lo suficientemente perseverante como para estar varios días tomando notas sin jugar un solo euro.
Si alguien va a un casino presencial, podrá comprobar que el número de personas que entran en un perfil de ludópata es anecdótico. Podríamos decir que para muchas personas jugar es una forma de socializar. De hecho, los primeros casinos, que datan del siglo XIV en el norte de Italia, respondían a este afán de esparcimiento.
Las ventajas de los casinos
Un motivo estructural por el que es posible ganar a largo plazo en un casino, y no lo es en otro tipo de loterías, radica en la fiscalidad, por dos motivos:
1. Si se juega a una lotería del Estado, solo se reparte en premios un determinado porcentaje de lo jugado, lo mismo en una máquina tragaperras o en los bingos. Esto significa que, de cada euro que se juega, el cliente ya está gastando una parte en impuestos.
2. Los casinos pagan impuestos, evidentemente, pero estos se abonan a partir de los ingresos brutos que tiene el local. Al tributar sobre los ingresos totales, existiría, a priori, la posibilidad de un ingreso negativo. Por lo tanto, el jugador no paga de antemano. En Casinos.com.es existe una guía completa de los mejores establecimientos online que operan en España y que ofrecen garantías.
Estas circunstancias favorecen que en juegos como la ruleta, el blackjack o el póker exista la posibilidad de ganar dinero a largo plazo.
Ruletas
En los casinos existen dos tipos de ruleta, la francesa o la americana, siendo la principal diferencia que en el primer caso hay un solo cero y en el segundo existe también el doble cero. A la hora de jugar existen unos ítems que debemos tener en cuenta. Se resumen en:
1. Número del 0 al 36.
2. Falta-pasa, par-impar y rojo-negro.
Si bien técnicamente el cero es el número de la banca porque le quita la mitad al jugador, lo cierto es que los sistemistas de casino son casi tan antiguos como estos establecimientos. Podemos decir que, con matices, es posible ganar dinero con la ruleta si se realiza un estudio de su comportamiento.
BlackJack
Este juego también permite ganar a largo plazo porque se compite contra el crupier, que representa a la banca, para conseguir 21 puntos con las mínimas cartas. Básicamente, se trata de tener buenas cartas y nervios de acero para saber cuándo hay que parar y cuándo se puede aumentar la apuesta.
Póker
El Póker es uno de los juegos que más inteligencia y frialdad exige. Tiene una cierta similitud con el BlackJack, ya que resulta fundamental tener buenas cartas para ganar, pero con una diferencia sustantiva a considerar: es posible ganar teniendo malas cartas subiendo la apuesta, siempre y cuando el contendiente se retire.
Conclusión
Ambos elementos son importantes, puesto que para ganar jugando se debe contar con una forma de actuar sistemática. Sin embargo, no todos los juegos permiten ganar a largo plazo. Del mismo modo que las loterías clásicas tienen un espacio de futuro pero declinante, los bingos están desapareciendo porque se basan en el factor de la ganancia a corto plazo y la adrenalina.
El casino, en cambio, ofrece una alternativa de ganar aplicando métodos racionales.
Por todas estas razones, queda evidenciado que es posible ganar dinero en un casino, siempre y cuando se actúe de forma fría e inteligente.

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *