Sección: Casos Cosas y Curiosidades | No te lo puedes perder 15 mayo 2018 05:00 pm

Extraño ciervo de dos cabezas fue encontrado en un bosque

 
Hace dos años, exactamente en el mes de mayo del año 2016, una ciervo hembra dio a luz a gemelos, aunque esto es muy común en la naturaleza, en esta ocasión los recién nacidos tenían dos cabezas y un solo cuerpo. Lamentablemente los ciervos bebés no respondieron a las caricias de la madre, estaban muertos.
No solo el nacimiento de estos gemelos es extraño, también lo es que alguien haya encontrado el cadáver durante una recolección de hongos en el sudeste de Minnesota.
Kevin Serres fue la persona que encontró el pequeño cadáver, y aunque no pudo salvarlo de la muerte, sí lo salvó de que sea comido por depredadores, e hizo posible que los científicos pudieron analizarlo luego.
En mayo de 2016, una hembra de cola blanca dio a luz a gemelos, algo que ocurre millones de veces al año en los EE. UU. La hembra limpió a los gemelos, como hacen los ciervos madre, pero no respondieron. Los cervatos nacieron muertos y, notablemente, se unieron desde el cuello hacia abajo. Había dos cabezas, pero un cuerpo.
Serres entregó el cadáver al Minnesota Department of Natural Resources. Los trabajadores procedieron a congelar a los cervatos hasta que un biólogo pudo venir a estudiar a los animales en profundidad.
Los biólogos descongelaron al animal y procedieron a realizar la necropsia. Además, obtuvieron una tomografía computarizada y una resonancia magnética en el Veterinary Diagnostic Laboratory de la Universidad de Minnesota.
Gino D’Angelo, profesor asistente de ecología y gestión de ciervos en la Universidad de Georgia, dirigió el estudio del espécimen y publicó los resultados en la revista The American Midland Naturalist.

Tomografía computarizada de gemelos cervatos unidos.

D’Angelo descubrió que los cervatos nunca habían respirado aire, lo que demostraba que habían nacido muertos. Las tomografías computarizadas y de resonancia magnética mostraron que sus espinas convergían hacia la mitad de la espalda. Los cervatos compartían muchas partes del cuerpo, pero había dos corazones y dos tractos intestinales. Solo uno de los tratados conducía al ano, por lo que el venado probablemente habría muerto poco después del nacimiento, incluso si no hubieran nacido muertos.
La compañía de taxidermia Wild Images In Motion recibió la piel para convertirla en una montura de taxidermia, que se exhibirá en la sede del Minnesota Department of Natural Resource’s. El esqueleto irá al Veterinary Anatomy Museum de la University of Minnesota.
Cabe resaltar que este descubrimiento es extremadamente raro, y es imposible para los científicos determinar cuándo un caso como este se presentará.
D’Angelo dijo en un comunicado de prensa:
De las decenas de millones de cervatos que nacen anualmente en los Estados Unidos, probablemente haya anormalidades en la naturaleza que ni siquiera conocemos”.
No existen muchos registros de deformidades en los animales salvajes, debido a que generalmente estos mueren y son devorados por los depredadores.
El estudio científico ha sido publicado en la revista The American Midland Naturalist.

Fuente codigooculto.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *