Sección: De Todo un Poco 13 junio 2018 05:00 pm

Modificaciones que SÍ mejoran tu auto

 
Veíamos en una entrega anterior cómo el uso de distintos componentes aftermarket, los cuales, a pesar de traer muy buenas intenciones, al no estar ligados a una estrategia no aportan a que tu vehículo tenga un mayor desempeño. Sin embargo, sin necesidad de hacer cambios mayores y teniendo un poco de estrategia definida, hacer las siguientes modificaciones  pueden brindarte el desempeño adicional que estás buscando y sí mejorar tu auto.
Computadora
Los ingenieros que desarrollan los sistemas de control en los vehículos trabajan bajo objetivos múltiples, bajo los cuales hay tolerancias qué aprovechar. Una de las formas de hacerlo es con una computadora orientada al desempeño y no a un equilibrio de economía o durabilidad en uso cotidiano. Adaptar un módulo de control es relativamente rápido y permite un manejo más orientado a poder de la mezcla de oxígeno y combustible. Este aparato capta datos provenientes de los sensores de motor y transmisión, administrándolos para enviar a la computadora órdenes que aprovechen al máximo las capacidades del auto. Para un control más fino se puede realizar un cambio de la computadora central del auto, el EMS, Engine Management System. Este cambio es más profundo y costoso pero nos permite por ejemplo eliminar el regulador de velocidad tope, así como monitorear y regular cada variable, para hallar el justo exacto donde se aproveche cada ajuste.
El punto medio en estos equipos es un power programmer, aditamento removible que podemos elegir para los eventos donde busquemos máximo poder pero podamos remover con facilidad para el uso diario. Tomemos en cuenta que un controlador que maneje volúmenes más ricos de mezcla combustible hará necesarios más frecuentes cambios de aceite, frenos, filtros y limpieza de motor.
Filtro de admisión
Una forma práctica y rápida de darle más poder al vehículo es permitirle captar más oxígeno para su mezcla combustible, por medio de un filtro de alto flujo. La condición para que esto funcione correctamente es utilizar una caja que lo alimente de aire fresco proveniente del exterior, de ser posible evitando que sea un “bottom feeder”: es decir, evitar una toma al piso. Esta podría convertirse en un problema en caso de encharcamientos.
Este tipo de filtro no es desechable, sino que se limpia con agua y un líquido especializado. Toma unas horas en secar y posteriormente se le añade una capa de aceite de adhesión, por lo que se recomienda si no se desea tener detenido el vehículo el tener un juego de dos filtros: uno limpio en stock listo para realizar un reemplazo, y otro a bordo del auto.
Frenos y llantas
De nada sirve traer mucho poder si sólo estaremos derrapando el vehículo a un lado y otro. En modificaciones suele pasar que se olvida el elemento más importante de seguridad: El sistema de frenos. Un cambio a discos de mayor diámetro y con barrenado que facilite la dispersión de calor, así como calipers funcionales de mayor poder permitirá, de forma un tanto contraintuitiva, conducir más rápido: podremos frenar más tarde en las curvas y aprovechar mejor la potencia del motor.
Para aprovechar mejor la capacidad adicional de mordaza y disco, lo mejor será optar por un juego de llantas más suave, que aplicará más eficientemente la fuerza de frenado al pavimento, y nos brindará más agarre en arranque y curvas. De otra manera contar con frenos muy poderosos sin llantas en buen estado se traducirá solamente en mayor intervención del sistema ABS y Control Electrónico de Estabilidad. A menos que ya esté sobrado de torque tu auto, evita cambiar a caras demasiado delgadas con rines de diámetro más amplio: perderás tolerancia, poder de arranque y tus neumáticos serán más vulnerables. Tampoco olvidemos que llantas más suaves requieren reemplazarse con mayor frecuencia.
Entre volante y asiento
El componente que más vale la pena mejorar en tu vehículo es el conductor. Los cursos de manejo deportivo son mejor inversión que las autopartes, pues de poco sirve un vehículo de grandes capacidades si al mando no están también los conocimientos y memoria dinámica que los aproveche: Un automóvil de alto desempeño no resulta muy veloz una vez que impacta un muro de contención.
En nuestro país existen opciones como Off Road México o el Centro Dinámico Pegaso, además marcas como BMW y Porsche ofrecen capacitación para los entusiastas. Si se cuenta con el presupuesto, escuelas de manejo como Skip Barber o la academia AMG valen la pena. Si no es el asfalto lo que te mueve sino el lodo y las rocas, Bosco’s Camp ofrece tanto recorridos como capacitación en conducción fuera del camino.
CARLOS CAVAZOS

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *