Sección: Casos Cosas y Curiosidades 23 julio 2018 03:00 pm

México, el país de los “ataúdes con ruedas”

En México, las normas que exigen seguridad a los fabricantes de automóviles son tan laxas que algunos autos se venden con una, o ninguna, bolsa de aire. Según el Latin NCAP, seis de los 10 modelos más vendidos aquí no podrían llegar a los concesionarios de países como Japón, Estados Unidos y algunos de la Unión Europea.
Recordemos que en febrero de este año, la entonces aspirante presidencial María de Jesús Patrico “Marichuy” sufrió un accidente donde su camioneta, una Nissan Urvan, se volteó ocasionando la muerte de una de sus acompañantes. Esta Cargo Van no contaba con Sistema Electrónico de Estabilidad (ESC) un requerimiento mínimo en países desarrollados.
La Urvan tiene versiones sin frenos ABS ni bolsas de aire. Introducir (de manera hipotética pues en la realidad no lo lograría) un vehículo así en Estados Unidos podría ocasionar muchos problemas a la marca y hasta podría ser considerado un delito.
Sin embargo, no es un problema de una sola marca sino de todas las que traen sus productos a comercializar en México. Hasta el año presente, Volkswagen y Mazda, por ejemplo, producen en el país los modelos Jetta y Mazda2 tanto para el mercado local como para el internacional. Sin embargo, los modelos que se quedan aquí sólo cuentan con dos bolsas de aire, y para Europa y EEUU salen con seis y control de estabilidad. ¿Los costos ahorrados en producción valen la seguridad de los conductores mexicanos?
Según el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) en 2016 murieron 4 mil 559 personas en accidentes automovílisticos. Sin embargo, esta cifra puede dudarse y pensar que fueron más pues ese mismo año hubo 360 mil 51 choques de autos.
Y esta situación no parece que no cambiará, pues la norma oficial mexicana que regula la seguridad en los autos apenas recibió una modificación en 2016 y podría no volver a tenerla en algunos años más. Cabe destacar que ésta no exige frenos ABS ni control de estabilidad electrónico, requerimientos mínimos (desde hace algunos años) en países desarrollados.
Se han hecho algunos intentos desde instituciones como El Poder del Consumidor para que la realidad sea diferente. Pero, por ahora, parece que la mejor solución es que los usuarios inviertan un poco más en sus autos para recibir mejores equipos de seguridad.

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *