Sección: De Todo un Poco | Hoy te recomendamos 9 agosto 2018 05:00 pm

¿Cómo hablar con los niños del divorcio?

¿Cómo hablar con los niños del divorcio?

1. Anteponer a los hijos por encima de las emociones de los padres. No hacerlo, es uno de los errores más graves y frecuentes.
Ej. Tus hijos se enterarán quién es su padre y que te fuiste con la p?)(/&% de tu secretaria.
2. Que ambos padres estén sanos emocionalmente. La salud mental se enseña y se aprende con el ejemplo.
Ej. Snif snif… hijos, vamos a estar muy bien los tres sin el desgraciado de tu papá.
3. Que los padres lleven una relación cuando menos cordial y respetuosa. No hay mejor regalo en el transcurso de la vida que tener un par de papas que se llevan bien.
Ej. Dile a tu mamá que tenga los pantalones de darme la cara.
4. Hablar con naturalidad, tranquilidad y espontaneidad con los hijos. Hay que desaparecer la idea de lo serio, lo formal y lo protocolario.
Ej. Hijo, necesitamos tu padre y yo hablar contigo para decirte que nos vamos a separar. Esperamos que lo entiendas, siempre te vamos a querer, no te faltará nada, seguiremos siendo tus padres, tendremos el mismo apoyo económico, etc etc.
5. Tratar de que la versión que se les plantee sea la misma, que sea congruente, veraz y sostenible en el tiempo. La certeza para los hijos es uno de los elementos más importantes.
Ej. No no no… que tu mamá te diga la verdad… cuéntale que tendrá un nuevo papá y que además, le enseñará a hacer ejercicio pues es el desgraciado de tu entrenador.
6. Manejar cronología adecuada. Nada peor que hacer las cosas de manera abrupta e impulsiva.
Ej. Me largo ahorita mismo. Ay les dices a los niños que me corriste.
7. Acuerdos: Ver por el de los hijos, más que por el bien personal. Días, puerta abierta o cerrada, flexible o riguroso.
Ej. A mí no me importa lo que diga el juez o tú, yo veré a mis hijos cuando se me pegue la gana. Y ay de ti donde me lo impidas.
8. Hacerles saber que ellos no son culpables ni responsables de la situación y que ellos no pueden hacer nada para cambiar las cosas. Evitar que se culpen o que adopten comportamientos indeseables.
Ej. Habla con tu papá y pídele que regrese. Dile que lo extrañas mucho y que deseas que vuelva.
9. Ver indicadores de ansiedad. La ansiedad es el enemigo número uno de estas situaciones.
Ej. Ya ves por tu culpa y la culpa de tu méndiga familia, mi hijo esta sufriendo.
10. Trabajar en la afectación ya generada. Dar la atención necesaria a quien deba dársele.
Ej. Dr. Venimos porque mi hijo está super afectado desde que nos separamos y por eso pega, muerde, escupe y no obedece. Si no fuera por la maldita, infeliz, desgraciada, cusca y cascos ligeros de su p(/& madre.
Julio César Herrera López

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *