Sección: Casos Cosas y Curiosidades 13 diciembre 2018 12:49 pm

¿Por qué se producen los antojos en el embarazo?


Si eres de las que tiene antojos en el embarazo sé lo que estás sintiendo: un deseo irresistible por comer algo en específico. Pueden ser alimentos dulces, comidas ácidas o saladas. Algunas incluso creamos en nuestra mente las más extrañas combinaciones. Torta de cátsup, helado con mole, cueritos de cerdo a las tres de la madrugada…
Me pasó, pero ¿sabes por qué se producen? Los antojos, ese deseo inesperado por comer un alimento concreto, se produce por varias razones. La primera es la falta de nutrientes, como hierro, y la segunda por los cambios hormonales.
No todas sufrimos antojos. Las estadísticas son variadas, algunos hablan de un 60% y otros que hasta del 90% de las embarazadas tienen antojos, lo que sí es un hecho es que la mayoría de las veces son inofensivos y quieren avisarte que necesitas algún nutriente que hay en lo que se te está antojando.
Significado de los antojos
Los antojos son más que caprichos…
Si tienes ganas de chocolate es probable que te falte magnesio, cromo o vitaminas del Complejo B. Puedes sustituirlo por semillas de girasol.
¿Quieres dulces? Tal vez requieras magnesio, cromo y agua. Lo mismo obtienes con la fruta.
Si eres adicta al pan tu cuerpo pide a gritos fibra y glucosa. Prueba con frutos secos o nueces.
Si tu antojo es de alimentos salados necesitas sodio en el cuerpo. Come verduras. También puede ser síntoma de estrés.
Carne y embutidos, es de los alimentos que menos se antojan, pero significa que necesitas proteínas y hierro. También lo encuentras en higos, ciruelas y legumbres.
Frituras. Necesitas calcio y grasa. Opta por grasas buenas como el aguacate o el aceite de oliva.
Queso. Tu cuerpo pide omega 3 y lo encuentras en alimentos como salmón, y nueces.
Te recomiendo que te cuides de los antojos porque contienen mucha carga calórica. Mejor vete por las opciones saludables para que no subas tanto de peso.
Aguas con los desórdenes
Hay que tener cuidado porque, aunque es poco probable, hay quienes caen en desórdenes alimenticios. Por ejemplo, aquellas que tienen antojo de comer tierra, yeso o cosas que son nocivas para el bebé y la mamá.


La ansiedad de masticar polvo, ladrillo, hielo o tierra  se denomina “pica”. Este “antojo” (más bien desorden) se le atribuye la falta de hierro o calcio en el cuerpo y las deficiencias de minerales. Aún no existe una explicación científica sobre esto, pero si sientes estos deseos peculiares hay que tener cuidado en no satisfacerlos e ir con el médico.

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *