Sección: Gobierno Ciudadano 9 enero 2019 07:20 am

Internos del CRIA trabajan en cultivo de lechugas hidropónicas

 

Ana Beatriz González Carranza, Presidenta del DIF Municipal, informó que actualmente los jóvenes residentes del Centro de Rehabilitación infantil Analco (CRIA) participan en el cultivo de lechugas hidropónicas, como la Lechuga Sangría, con base a la técnica de acuaponía en el invernadero instalado en el interior de este centro, dicho cultivo forma parte de las actividades recreativas y terapias ocupacionales de su proceso de reincorporación a la sociedad.

 

El cultivo de la Lechuga Sangría ha arrojado importantes resultados, ya que se producen de mil 500 a 2 mil cada mes y medio; a través de esta terapia los jóvenes descubren a través de esta actividad su potencial y su habilidad para aprender cosas nuevas, que de igual manera les permita adquirir conocimientos y herramientas para enfrentar la vida en un futuro, gracias a la participación del equipo multidisciplinario que trabaja en este centro, quienes en su labor imparten diferentes cursos de capacitación.

 

Además de participar en este tipo de actividades los jóvenes residentes también reciben terapias cognitiva conductual, individual, grupal y familiar, y al momento de egresar se les calendariza una serie de visitas domiciliarias para conocer el estado del joven ya reinsertado a la sociedad, para visualizar si existiera algún riesgo de que pudiera recaer en su adicción o si está en un óptimo avance.

 

Ana Beatriz aseguró que para el DIF Municipal Durango la rehabilitación de adicciones en jóvenes es uno de los principales objetivos de la actual administración municipal, lo que exige apoyar también al futuro y la adecuada reinserción social de cada joven que termina su tratamiento en CRIA, enfatizando en la enorme tarea que demanda el trabajar en favor del bienestar y la salud de la juventud duranguense.

 

El CRIA se apoya con instituciones externas a DIF, lo cual amplía el abanico de conocimientos que allí obtienen, tal es el caso de las Escuelas de Educación Física y Psicología de la UJED, grupos religiosos juveniles, además del apoyo de un Patronato conformado por empresarios duranguenses, mismos que tienen un contacto permanente con cada residente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *