Sección: Casos Cosas y Curiosidades 31 marzo 2019 05:00 pm

Cinco experiencias imperdibles en Chihuahua

Al norte de México, el estado de Chihuahua presume una gran biodiversidad. Tanto, que en esta región se pueden disfrutar todo tipo de aventuras, gracias a los diferentes paisajes naturales y las marcadas estaciones.
Un viaje a Chihuahua se convierte, rápidamente, en una experiencia llena de sabores fuertes, tragos de sotol y días llenos de actividades y adrenalina. Estas son las cinco que tienes que vivir alguna vez en la vida.
Chepe Express

Hace unos meses, el Chepe fue remodelado para ofrecer una experiencia de viaje de auténtico lujo, en una ruta pensada para destacar los sorprendentes escenarios del norte. Aquí, los amantes de la fotografía encuentran la terraza perfecta para capturar un sinfín de imágenes, mientras los foodies disfrutan de un sorprendente menú con vistas ininterrumpidas al paisaje exterior.
Cascada de Basaseachi


El Parque Nacional de Basaseachi debe su nombre a la cascada que resguarda en su interior y que es, por mucho, el punto de mayor interés, cayendo a 246 metros de altura sobre la Barranca de Candameña. El mejor punto para disfrutarla es el mirador de la barraca para así, también ver de cerca las formas surrealistas que han surgido en la piedra.
Dunas de Samalayuca

Después de disfrutar los paisajes verdes del estado, es momento de visitar el desierto, para recorrer sus dunas en cuatrimotos o jeeps, o bien, deslizarte por ellas en una tabla de sandboarding. Para enriquecer la experiencia, puedes terminar el día con una cata de sotol o en una meditación durante el atardecer.
Parque Aventura Barrancas del Cobre

Para los más aventureros, este parque natural cuenta con siete tirolesas, dos puentes colgantes que se extienden por 5 kilómetros, una vía de rapel y una sección para escalar en roca. También tiene caminos de senderismo, rutas para bicicletas de montaña, paseos a caballo y el tercer teleférico más largo del mundo.
Paquimé

Alejándose de las zonas arqueológicas con construcciones gigantes, juegos de pelota y zócalos, Paquimé es una especie de laberinto de adobe. Vale la pena visitar y entender un poco más sobre la civilización prehistórica que habitó esta región, descubriendo casas que contaban con sistemas de agua, avanzadas técnicas de construcción y toda una planeada distribución.

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *