Sección: Casos Cosas y Curiosidades 14 marzo 2019 03:00 am

Pensamiento Simbólico: Definición y características

El pensamiento simbólico es la capacidad exclusiva de los seres humanos de representar y pensar su entorno más allá de los estímulos presentes, además de la capacidad de entender la intención pragmática en palabras, señales, signos y símbolos.

Cuando hablamos de pensamiento simbólico, nos referimos a uno de los procesos psicológicos superiores, que distinguen al ser humano de las demás especies animales.

Aunque el tópico de si este tipo de pensamiento se da en los animales al igual que en los seres humanos es muy amplio y discutido. En la presente tomaremos este como un proceso psicológico exclusivo de los seres humanos.
Esto basados en los modelos del comportamiento diseñados por psicólogos de corte experimental, entre ellos Skinner, quien afirmaba que además del ser humano, este proceso es orgánicamente imposible incluso para los organismos más avanzados.
Definición de pensamiento simbólico
Pensamiento simbólico
Podemos definir el pensamiento simbólico como la capacidad de abstracción presente en el pensamiento humano. Este permite interpretar las situaciones más allá de los estímulos directos presentes en la acción.
El pensamiento simbólico es la capacidad de representación que tiene un sistema mental organizado, en el ser humano este factor es la principal herramienta adaptativa y de supervivencia.

Vale la pena aclarar que, según los expertos conductuales, es posible vislumbrar vestigios de pensamiento simbólico en los animales, pero este responde simplemente a la capacidad de condicionamiento que nada tiene que ver con una capacidad pragmática.

En otras palabras, aunque en los animales se observan conductas al parecer de análisis, esto responde más a procesos de memoria que a una simbolización real de la situación.
Características del pensamiento simbólico
El pensamiento simbólico es una ventaja evolutiva para el hombre y gracias a sus particularidades hemos avanzado como especie, a tal punto que la tecnología es totalmente incomprensible en su totalidad para un solo humano.
En este sentido, las características particulares de este tipo de pensamiento, son factores sumamente importantes tanto en la historia de la especie, como en el desarrollo individual de cada ser humano.

Capacidad de crear
El Pensamiento simbólico trae implícita la capacidad de abstraerse en determinadas situaciones, es decir, de encontrar soluciones creativas para los problemas que se presenten en un momento dado.

Según psicólogos de corte evolutivo es posible afirmar que, gracias a este tipo de pensamiento nuestros antepasados llegaron a la construcción de armas y demás objetos.
Capacidad de simbolizar
Valga la redundancia, este tipo de pensamiento permite al ser humano entender mensajes complejos a través de signos, señales y símbolos elaborados.
En este sentido por ejemplo, las señales de transito principales son las mismas en casi todo el planeta, por lo que sin importar el idioma nativo de la persona, entenderá un semáforo en rojo o verde.
Lenguaje
Por ende y como derivación de la capacidad de simbolizar, se da la capacidad de comunicación entre un ser humano y otro.
La trasmisión de un mensaje complejo es un proceso puramente simbólico pues depende de la capacidad de creación de uno, y de interpretación de otro.
En este sentido, el pensamiento simbólico en primera instancia permitió la creación de sistemas complejos de comunicación, idiomas y sistemas de símbolos numéricos y alfabéticos.
Aprendizaje social e histórico
Cómo derivación de la capacidad de comunicación y creación de sistemas de símbolos, se da la trasmisión del aprendizaje tanto social como histórico.
El aprendizaje social se refiere a la trasmisión de las costumbres formas y habilidades que se da entre los individuos de nuestra especie. Es apenas comprensible que cada ser humano que nace no tiene que descubrir el fuego. Los otros se lo enseñan.
El aprendizaje histórico se refiere a la capacidad única en los seres humanos de registrar sucesos en el tiempo y hacerlos pervivir para las postreras generaciones.
Sin importar la relevancia o veracidad de la información trasmitida, esta puede marcar tendencias sociales y culturales.
Desarrollo cultural y social
El pensamiento simbólico permite al ser humano la trasmisión de la información necesaria para la creación de culturas y sociedades.
Por otro lado, es gracias a este tipo de pensamiento que el ser humano puede llegar a crear y creer historias fundacionales de corte religioso, mitos y leyendas.
Conceptos como fe y arte, dependen exclusivamente de la capacidad simbólica del ser humano, de lo contrario no tendrían sentido alguno.
El pensamiento simbólico en los niños
Es importante resaltar cómo se aprecia el pensamiento simbólico en los niños, esto principalmente por que el estudio de este tema se ha dado en las primeras etapas de vida donde es menos complejo y más fácil de observar.
Durante las primeras etapas de desarrollo de los niños estos carecen en lo absoluto de la capacidad simbólica, esto se determina fácilmente al observar su comportamiento 100% dirigido a la acción.
Quien haya estado con un bebé, es probable que sepa lo fáciles que son de engañar al ocultarse y demás juegos que requieren un nivel de pensamiento más elaborado. Pero esto se termina rápidamente y el niño comienza a comprender los símbolos.

Una de las primeras muestras de pensamiento simbólico  es la capacidad de señalar, esto muestra la intencionalidad y le da pie a las teorías de la mente, en las que el bebé dirige su energía no a los objetos directamente, pues no puede alcanzarlos, sino a sus cuidadores para que los alcancen por ellos.

En este accionar se observa cómo el infante utiliza el símbolo de su dedo indice para comunicar la intensión y obtener sus resultados de manera no directa.
El pensamiento simbólico se fortalece dando paso a la aparición del lenguaje y a las formas complejas de este. Cada palabra es un símbolo y en este sentido este tipo de pensamiento se desarrolla constantemente.
Esto aplica tanto para niños como para adultos, puesto que el pensamiento simbólico puede llegar a niveles de abstracción muy por encima del promedio. Cómo se observa en académicos y eruditos.
Puedes fortalecer tu pensamiento simbólico a través de juegos mentales relacionados al razonamiento, acertijos, crucigramas, etc. La lectura y comprensión de nuevos términos amplía la base simbólica y acelera los procesos de razonamiento lógico.
Conclusiones sobre el pensamiento simbólico
Hay símbolos universales y símbolos propios de una cultura o de un sujeto. Esto se debe a que el símbolo trasciende la literalidad e implica una interpretación por parte del individuo.
Desde el punto de vista lingüístico, los símbolos son arbitrarios, desde el sentido en que se asocian a los significados, y estos a su vez se construyen a partir de las vivencias del individuo y al consenso social de una cultura determinada.
La capacidad simbólica permite comprender manifestaciones culturales como el arte y las tradiciones de los pueblos.
POR KARLA ARANGO

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *