Sección: Casos Cosas y Curiosidades 28 marzo 2019 05:00 pm

Por qué el olor a nuevo de un auto es tan dañino

La aterradora verdad detrás del olor a auto nuevo

Una de las satisfacciones más gratas es estrenar un auto nuevo. Salir de la agencia, manerjalo y sentirlo por primera vez. Cuando un coche es nuevo tiene un olor que lo hace atractivo, pero hay malas noticias: este olor no es nada saludable.
Es claro que el olor no viene de un aromatizante que le ponen en la agencia antes de entregártelo, entonces ¿de dónde sale? Este característico aroma está formado por compuestos orgánicos volátiles (COV), que son liberados por los materiales que componen tu coche nuevo.
Entre estos materiales están poliuretano, además de varias pinturas, plásticos y selladores. Aunque con el tiempo se evaporan (de ahí que ya no huela a recién estrenado), en un inicio son muy dañinas. Información de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), revela que las concentraciones de COV son hasta 10 veces más altas en interiores que en exteriores, lo que aumenta su potencia.
Lo preocupante es que estos compuestos pueden tener efectos adversos en la salud a corto y largo plazo. Según el investigador microbiano certificado y fundador de RTK Environmental Group, Robert Weitz, hay muchos COV que causan cáncer, mientras que la mayoría produce síntomas respiratorios, dolores de cabeza, articulares y musculares, dependiendo de la persona.

El problema es que, aunque con el tiempo dejes de olerlos, en días muy calientes la liberación puede volver a ocurrir, poniéndote nuevamente en riesgo de inhalarlos.
Lamentablemente no hay mucho que puedas hacer, pues es inevitable que esto ocurra, sin embargo, puedes reducir las consecuencias manteniendo las ventanas abiertas e inhalando profundamente antes de entrar a tu auto.
Otras fuentes de compuestos orgánicos volátiles
Los COV agrupan sustancias químicas que fácilmente se convierten en vapores o gases. Entre los productos que pueden contenerlos, según la EPA, están:
– Pinturas y solventes
– Aerosoles
– Limpiadores y desinfectantes
– Combustibles almacenados y productos automotrices
– Ropa lavada en seco
– Pesticidas
– Materiales de construcción
– Copiadoras e impresoras
– Pegamentos, adhesivos, marcadores permanentes
Así como pasa con tu auto, cuando llegues a utilizar estos productos, en especial dentro de tu casa, la recomendación es aumentar la ventilación y leer las precauciones en las etiquetas.
Ahora ya no extrañas tanto el olor a nuevo que tenía tu coche, ¿cierto? La lista de productos nocivos para nuestra salud crece, por eso es importante estar informarte y tomar las precauciones necesarias.

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *